mayo 08, 2012

¿Y si voto por Gabriel Quadri?

Genaro Lozano (@genarolozano)
www.reforma.com/blogs/genarolozano
Reforma

Gabriel Quadri ha resultado ser un candidato ejemplar. El Partido Nueva Alianza supo escoger bien su carta por Los Pinos. Después del debate presidencial, todo mundo parece hablar de la edecán del IFE y de Gabriel Quadri, un hombre que comunica de manera coherente, que abandera causas liberales, un hipster que parece la reencarnación de Chaplin, un hombre que recorre el país en una Combi, no en Hummers blindadas..

Y cómo no podría generar simpatías este ingeniero civil, educado en la Ibero y en la Universidad de Texas, que usa lentes de pasta, que parece hablar con la franqueza que a los otr@s candidatos les hace falta. Quadri, el ambientalista que tiene el valor de decirle a López Obrador que su propuesta de reducir el costo de las gasolinas no es una propuesta de izquierda porque beneficia a los sectores de clase media y alta, el hombre que le recuerda a AMLO que reducir el costo de la gasolina no es ambientalista porque aumenta las emisiones de gases invernadero.

¿Y cómo no podría pensar en votar por Quadri? Si este candidato ha hecho una campaña que llama la atención, utilizando su nariz pronunciada, el bigote bien peinado y las "gafapastas" hipster como símbolos de su campaña y que ha logrado que miles de jóvenes, sobre todo ese casi 20% de los que votarán por primera vez en una elección presidencial, lo ubiquen, repitan su nombre y hasta lo empiecen a percibir como el "menos peor".

Y cómo no generar empatía hacia el único candidato presidencial que le contesta sin enredos y sin cambiar su opinión a Josefina Vázquez Mota, a AMLO, a Enrique Peña Nieto: él sí está a favor del matrimonio entre parejas del mismo sexo. Quadri, el liberal.

En los comicios presidenciales del 2000 y del 2006, Gilberto Rincón Gallardo y Patricia Mercado, respectivamente, se convirtieron en esas voces ciudadanas que acapararon el interés de los sectores más jóvenes y progresistas de los votantes. Rincón Gallardo, el primer candidato que impulsaba los derechos de las minorías en su plataforma y la socialdemocracia en México. Patricia Mercado, la primera candidata a la presidencia de México que realmente rompió paradigmas, la única mujer que ha conseguido más de un millón de votos, la única a la que sí se le ha creído que es diferente. Quadri como el deja vu del candidato "underdog", el candidato que viene de atrás y cuyo mensaje logra llegarle a votantes indecisos. Sin embargo, Gabriel Quadri no es Gilberto Rincón Gallardo y mucho menos Patricia Mercado. No hay comparación.

Mercado y Rincón Gallardo impulsaban un proyecto de construcción de una socialdemocracia que hoy parece estar perdido. Mercado y Rincón Gallardo eran candidatos idealistas, a veces en exceso, sin una sombra detrás. Quadri podrá hacer eco de buenos argumentos, de frases que resuenan, podrá arroparse de la "bandera ciudadana", pero no es Patricia Mercado, no es Gilberto Rincón Gallardo.

La candidatura presidencial de Gabriel Quadri fue escogida por Elba Esther Gordillo, quien ha reconocido en varias ocasiones que el Partido Nueva Alianza es su creación, pero que se lava las manos al decir que ella no milita en él. Sin embargo, Mónica Arriola Gordillo, la hija de la lideresa sindical, es la Secretaria General de este partido. Nueva Alianza el partido que solo para "actividades ordinarias" recibe este 2012 más de 230 millones, 191 mil, 338 pesos con 17 centavos, al tiempo que para "gastos de campaña" recibe 115 millones 95 mil, 669 pesos con 09 centavos, según datos oficiales del IFE. Más de 345 millones de pesos.

Imposible desasociar a Gabriel Quadri de Elba Esther Gordillo, la lideresa sindical vitalicia del magisterio mexicano. Elba Esther Gordillo, la mujer que tiene el poder de chantajear a quien la increpa, afirmando que ella es factor de estabilidad social, la misma que se rehúsa a transparentar el presupuesto del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), la misma que no quiere que se rompa la perversa simbiosis entre SNTE y Secretaría de Educación Pública, la misma mujer que dice estar a favor de la evaluación magisterial, pero que opera en su contra y que pone a temblar a senadores que no quieren dictaminar una iniciativa de ley para crear un magisterio profesional y que se encuentra atorada en la Comisión de Educación del Senado.

Los votantes indecisos podrán sentirse seducidos por oír a un candidato que habla sin miedo de inversión privada para PEMEX, podrán sentir empatía con este profesor educado que habla de los pocos títulos de doctorado que hay en México, podrán hasta creerle que se manifiesta a favor de la evaluación educativa y en contra de los monopolios, pero que evade hablar del SNTE y de su lideresa. Espero que esos jóvenes votantes no se confundan: su combi no la maneja Quadri y un voto por Quadri es un voto por Elba Esther Gordillo y el 2% que necesita para conservar el registro de Nueva Alianza. Hipster que se respeta, no vota por Quadri, como dice una amiga.

No hay comentarios.: