julio 12, 2012

Los votos que compra el PRD

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
Interludio
Milenio

Osea que los partidos políticos no solo convencen a los ciudadanos sirviéndose de argumentos, promesas, resultados concretos, programas y propagandas, sino que compran sus voluntades… ¿De qué estamos hablando? O, mejor dicho, ¿de quién estamos hablando? ¿De Bejarano? ¿De la Padierna? ¿Y qué métodos podrían usar los actuales compradores de votos, a la usanza de aquella singular pareja? ¿Canonjías aseguradas a los taxistas piratas? ¿Leche (con caca) repartida, por ejemplo, en las barriadas de las ciudades del Sureste, tal y como se hizo en la muy progresista y liberal y avanzada y tolerante y moderna Ciudad de México? ¿Privilegios y beneficios para las organizaciones cercanas de comerciantes ambulantes y vendedores de fayuca? ¿Cuotas de poder para los grupos corporativos? ¿Impunidad para agitadores del mismo pelaje que los del Frente Popular Francisco Villa? ¿Derechos asegurados (solamente a los manifestantes de causas afines porque a otros colectivos, tal que el de los pilotos o los de los empleados más “aburguesados”, las autoridades capitalinas les echan encima la fuerza pública sin mayores miramientos) como el de cerrar y bloquear las avenidas de la capital de todos los mexicanos? ¿Dádivas para los ancianos en tarjetas recargables cada mes?

Y, admitiendo que garantizar una pequeña pensión para los viejos no es obligadamente una estrategia electorera, sino la expresión de una política de inclusión y protección a los más débiles y que la idea de crear, por ejemplo, una Universidad de la Ciudad de México —más allá de que los estudiantes no logren graduarse y que el esquema sea costosísimo para los contribuyentes— no obedece únicamente a la aviesa manipulación de intereses ni al deseo de ganarse la adhesión de los jóvenes, sino que resulta de un genuino programa educativo, ¿dónde diablos termina, justamente, lo educativo —y, de la misma manera, lo social— y dónde coños comienza lo meramente electorero, lo puramente partidista y lo exclusivamente populista? Digo, yo solamente pregunto.

No hay comentarios.: