julio 26, 2012

Son chavistas, ¿no que no?

Pablo Hiriart (@phiriart)
phl@razon.com.mx
La Razón

Si ahora dicen que Chávez es un buen gobernante y que Venezuela es un edén, adelante. Están en su derecho y es una definición. Pero ¿por qué el PRD y su candidato presidencial acusaron de “calumniadores” a los que “pretenden vincularnos con Chávez?”.

Claro que son chavistas. Desde luego que están con el eje Caracas-La Habana, que el bolivariano comandante quería extender hasta la ciudad de México para hacer frente “al imperialismo”.

Sus razones tendrán para estar en la estrategia de Hugo Chávez, y la podemos discutir ahora que salieron del clóset.

Y razones tienen también quienes piensan que nos volvimos a salvar porque perdió el candidato del eje Caracas-La Habana el 1 de julio.

Si lo anterior es bueno o es malo lo podemos discutir abiertamente, sin las risitas mustias de quienes niegan lo que son.

En los hechos actuaron como chavistas durante la primera mitad de este sexenio, y seguramente lo van a seguir haciendo en los seis años de Peña Nieto. No hay mucho margen para pensar otra cosa.

Antier, en el Teatro del Pueblo, la secretaria General del PRD, Dolores Padierna, fue oradora en el (así llamado) “Día Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana y el comandante Hugo Chávez”.

En su discurso, cobijada por una enorme fotografía de Hugo Chávez en posición de saludo militar y una bandera mexicana, Padierna dijo que “la derecha internacional lanza ofensivas contra los líderes de izquierda latinoamericanos. Se han ensañado contra Fidel, contra Chávez y contra Andrés Manuel López Obrador. Quieren obligar a deslindarnos de ellos, y eso beneficia a esa derecha oscura que mueve los hilos desde Washington”.

¿No que no? Ahí está. Las palabras de la secretaria general del PRD no fueron puestas en su boca por ninguna “agencia del imperialismo” ni por “manipuladores de la información” en México.

Es el PRD el que pone en el mismo saco a AMLO, a Castro y a Chávez. Y no sólo eso, es la secretaria general perredista la que dice a voz en cuello que la lucha de su partido en México es la del chavismo.

Dijo: “saludamos al pueblo venezolano y a su candidato, el presidente Hugo Chávez Frías. Lo saludamos con la mano en el corazón. Los abrazamos fraternalmente y juntos, hombro con hombro, los acompañamos a su lucha que es nuestra lucha”.

¿Entonces? ¿No que no? El reconocimiento es tardío, pero más vale que no lo hubieran dicho nunca, hasta llegar al poder, que es lo que buscan.

Y qué bueno que ya no se van a deslindar: “como izquierda mexicana apoyamos amplia y abiertamente al presidente Hugo Chávez para que continúe (por otro periodo) profundizando la transformación de Venezuela”.

Ahí está. El poder no lo entregan nunca. De eso nos salvamos. (Mañana seguimos).

No hay comentarios.: