agosto 15, 2012

¿Por qué la enjundia lopezobradorista de Monreal?

Leo Zuckermann (@leozuckermann)
Juegos de Poder
Excélsior

Ricardo ha defendido con mucha pasión y hasta con cierto toque de fanatismo, las posturas de López Obrador.

Ricardo Monreal ha sido el político de la izquierda que más se la ha jugado con López Obrador antes y después de la última elección presidencial. El ex gobernador de Zacatecas ha defendido con mucha pasión y enjundia, hasta con cierto toque de fanatismo, las posturas del tabasqueño. Se ha convertido, de esta forma, en el defensor más conspicuo de AMLO. No dudo que esta posición se deba a sus convicciones ideológicas. Pero también creo que hay otros tres factores que lo explican.

Para empezar está la historia de Monreal con el ex candidato presidencial de la izquierda. En 1998, el entonces senador del PRI pretendía ser gobernador de su estado. Era, sin duda, uno de los políticos más populares de Zacatecas. El presidente Zedillo, sin embargo, erró y designó a José Marco Antonio Olvera como candidato del PRI a la gubernatura. Monreal se inconformó por la decisión presidencial. A escena entró el entonces líder nacional del PRD, López Obrador, quien, con magnífico olfato político, le ofreció la candidatura perredista de Zacatecas al joven y popular político priista. Monreal renunció al PRI, aceptó la oferta del PRD y ganó la elección. Desde entonces, el zacatecano siente un profundo agradecimiento con AMLO, quien no sólo le abrió la posibilidad de ser el gobernador de su estado sino que realizó una intensa campaña a favor de él.

Hay, entonces, una enorme lealtad de Monreal con AMLO. Lealtad que incluso lo ha llevado a situaciones vergonzosas. En 2008, el zacatecano tuvo que renunciar a ser senador del PRD para pasarse a las filas del Partido del Trabajo. De esta forma, el PT pudo tener el mínimo de senadores para formar un grupo parlamentario y acceder a una serie de prerrogativas muy apetitosas. Monreal lo hizo por lealtad a AMLO.

Pero no es sólo la lealtad lo que explica el entusiasmo lopezobradorista de Monreal. El año pasado, AMLO lo nombró coordinador de su campaña presidencial. Ambos hicieron una labor destacada ya que, de las tres campañas principales, fue la única que subió en las intenciones de voto. Sin embargo, no les alcanzó para ganar. Y he ahí la segunda razón de por qué defiende Monreal con tanta pasión y enjundia a AMLO. Al hacerle eco al discurso lopezobradorista de presunto fraude electoral justifica el fracaso en las urnas. Tanto el tabasqueño como el zacatecano se escudan tras el argumento del fraude para no asumir la responsabilidad de la derrota. La narrativa de “no perdimos sino que nos robaron” es particularmente relevante para mantener el liderazgo de las bases sociales de la izquierda. Imagine usted si, en vez de utilizar este argumento, tanto López Obrador como Monreal salieran a responsabilizarse de la derrota: en ese mismo momento estarían muertos políticamente hablando.

Lo cual nos lleva a la tercera razón del vigoroso lopezobradorismo de Monreal. Algún día, ya sea por razones naturales o políticas, alguien heredará las bases de ese movimiento social. No es nada despreciable: son miles de mexicanos que se movilizan por él, cientos de miles que lo adoran y millones que votan a su favor. Cierto es que, hasta ahora, este movimiento ha sido muy personalista: gira alrededor de la figura, siempre polémica, de AMLO. Pero también es cierto que, a pesar del caudillismo existente, los que giran alrededor del líder siempre sueñan con ser los herederos del movimiento. Son varios, sin duda, los que se imaginan sustituyendo algún día a López Obrador en la izquierda. Uno de ellos es Monreal quien, hoy por hoy, es el lopezobradorista más conspicuo.

Monreal es un político inteligente, articulado y con mucho olfato político. Quiérase o no, ahí sigue vigente. Es pieza central de la izquierda mexicana y todo indica que seguirá siéndolo. Ahora dejará el Senado para ir a la Cámara de Diputados, donde seguramente será una de las voces más vocales del lopezobradorismo. No sólo por la lealtad que le tiene a AMLO sino porque le conviene políticamente hablando.

No hay comentarios.: