diciembre 18, 2012

Las grillas de Felipe

Francisco Garfias (@panchogarfias)
www.elarsenal.net
Arsenal
Excélsior

A Felipe Calderón le sobra tiempo para grillar. Trae una intensa agenda social y partidista, advierten sus adversarios maderistas.

Pudimos confirmar que el ex presidente cena con senadores afines y ex colaboradores cercanos. “Es la banda de toda la vida, un encuentro de amigos”, nos aseguran.

El lugar lo mantuvieron en estricta reserva. Por allí se ha dicho que en casa del ex mandatario. No hubo modo de averiguarlo.

La primicia la dio ayer en este diario el columnista Enrique Aranda.

En la lista de invitados están Ernesto Cordero, Javier Lozano, Francisco Domínguez, Jorge Luis Lavalle, Roberto Gil, el diputado Max Cortázar, la ex vocera de Felipe, Alejandra Sota, y Alejandro Caso, portavoz del PAN en la Cámara alta, entre otros.

■En el campo de enfrente, el maderista, hay mucha suspicacia. Están convencidos y molestos por las “grillas internas” de Felipe.

Nos aseguran que el ex presidente ya se dio el tempo de hablar hasta con Javier Corral, el panista más perredista, “dizque” para limar asperezas.

A Alejandra Sota, por cierto, la tienen bajo sospecha. La acusan de haber filtrado a medios electrónicos grabaciones en contra de legisladores afines al jefe nacional.

“Calderón la dejó bien cobijada en la empresa editorial de una televisora”, aseguran las voces cercanas al jefe nacional.

■Gustavo Madero, por cierto, cumplió años ayer. Tuvo una pequeña comida en la sede del CEN, avenida Coyoacán, con su equipo.

Asistieron Cecilia Romero, secretaria general, Eduardo Aguilar, los ex diputados García Portillo, Carlos Alberto Pérez Cuevas, Raúl Reynoso, vocero, y Gloria Muñoz.

■No hay acuerdo todavía para el Presupuesto de Egresos de la Federación.

El PAN se opone a que se le quiten 15 mil 210 millones de pesos a obra de infraestructura; nueve mil 956 millones a Educación, y que haya “disminuciones importantes” en programas de seguridad. Lo dijo el coordinador de la bancada azul en San Lázaro, Luis Alberto Villarreal.

Eso sí, dejó clarísimo que su grupo parlamentario dará su respaldo a la lucha de Peña Nieto contra el crimen organizado. “No podemos bajar la guardia”, recalcó.

■Una fuente panista aseguró que Acción Nacional negocia dos mil millones de pesos adicionales para estados donde es gobierno. Pronto veremos si lo logran.

La intención es sacar el presupuesto el jueves. Pero no es fecha fatal. Por ser un año de elección presidencial, las negociaciones se pueden alargar hasta el 31 de diciembre.

El perredista Silvano Aureoles dijo, sin embargo, que no cree que sea necesario ir hasta esas fechas.

■Fernando Belaunzarán salió ayer muy sonriente de la reunión de la Junta de Coordinación Política de la Cámara baja. No era para menos. El órgano de gobierno en San Lázaro autorizó el punto de acuerdo que el diputado del PRD propuso para que, a partir de mayo, se realicen foros púbicos para discutir la legalización de la mariguana.

■Otro que brincaba de gusto es Mauricio Farah. Ayer se hizo el anuncio de que será propuesto al pleno para ocupar la secretaría general de la Cámara de Diputados. Requiere de dos tercios de los votos. Lo respaldan todos los grupos parlamentarios. No tiene el menor problema. Su nombramiento ya está planchado.

A Farah lo conocemos desde que era visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos cuando el titular de ese organismo era el doctor José Luis Soberanes. Allí se distinguió por su lucha en favor de los migrantes. El respeto que se ganó lo llevó a ser defensor de la audiencia de Canal 11. Hasta ayer era secretario general del IFAI, cargo en el que duró un año siete meses.

■La elección de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre como presidente del PRI-DF es un triunfo del ex jefe de Gobierno Marcelo Ebrard y una prueba más de que, para el tricolor nacional, la Ciudad de México no tiene mayor importancia.

El triunfo del hijo del Rey de la Basura fue aplastante: mil 150 votos contra 150 de la formula más cercana. Andaban lejos sus adversarios. Ni diez votos por delegación. A su rival más enconado, Juan Carlos Vázquez, lo “obligaron” a bajarse de la contienda. Señalan al PRI nacional.

Es un secreto a voces que Gutiérrez hizo alianza con Marcelo. Fue cuña del grupo de la ex senadora María de los Ángeles Moreno. Sus aliados son los que protagonizaron el episodio que terminó con la priista Rosario Guerra en el hospital y fuera del PRI. No es precisamente la cara más conveniente para iniciar la reconquista de la Ciudad de México.

No hay comentarios.: