enero 11, 2012

Bejarano y Obrador, una pasión indestructible

René Avilés Fabila
www.recordanzas.blogspot.com
La Crónica de Hoy

Muchos nos percatamos de las mentiras y falsedades de López Obrador; son muy evidentes. Nació para engañar y lo hace tan frecuentemente que millones de mexicanos creen en él y ven en sus palabras, por falsas que sean, verdades absolutas. Vox Dei. Reta a sus críticos: “Jamás he hablado mal de los empresarios, si lo prueban, mañana mismo renuncio”. De inmediato aparecen en los medios de comunicación cien declaraciones suyas, todas virulentas, contra los dueños del dinero y él sigue, según su propia y distinguida terminología, nadando de muertito. Es un caso patológico: miente una y otra vez. Es obvio que requiere el diván del analista, pero más que él son sus seguidores los que necesitan atención médica.

Hasta Marcelo Ebrard ha “descubierto” que el caudillo o Mesías engaña sin cesar. Le dijo que el DF era suyo y desde luego le tomó el pelo. Por fortuna para ambos falsos izquierdistas, las cosas van más o menos bien gracias a la presencia de Miguel Ángel Mancera. Pero la realidad capitalina es más compleja. Allí marchan los inefables René Bejarano y Dolores Padierna, afirmando que están lejos de AMLO, pero que es como el viento: mueve las cosas, pero nadie lo ve. Eso piensa la pareja invisible, pero en México nadie ignora que tiene las manos metidas al menos en el proceso electoral del DF. Hay un torneo de falsedades, a ver quién obtiene el primer lugar, porque a su vez AMLO dice que hace meses o años que no trata con René Bejarano.

El diario La Razón acaba de dar la siguiente información de Héctor Gutiérrez que transcribo, pues no tiene desperdicio y explica mucho del actual proceder de la política de “las izquierdas”:

“René Bejarano contrató al consultor ecuatoriano Jaime Durán Barba, quien enfrenta un proceso por haber implementado la presunta campaña negra que llevó a la victoria al derechista Mauricio Macri por encima de Daniel Filmus, en la pasada elección para Jefe de Gobierno de Buenos Aires, Argentina.

“El consultor impartió (en el DF) el 4 y el 5 de diciembre pasados el curso El arte de ganar elecciones a los integrantes de la corriente IDN. El programa del curso estuvo basado en preguntas: ‘¿se vale el ataque en la política?, ¿qué hacer ante una campaña negra?, ¿el que calla otorga?, ¿debe responderse de inmediato?, ¿se puede vencer al adversario si lleva meses como puntero?, ¿cómo se diseña una estrategia?, ¿es inevitable el triunfo del PRI?’.

“La campaña negra en Buenos Aires. La denuncia contra Durán Barba por campaña negra la presentó el ex candidato del Partido Justicialista a la jefatura de gobierno de Buenos Aires, Daniel Filmus, quien contaba con la simpatía de la presidenta Cristina Fernández.

“La estrategia del ahora asesor de Bejarano, fue acusar al padre de Filmus de haber sido el principal contratista de Sergio Schoklender, un empresario con oscuro pasado; afirmaciones que finalmente resultaron falsas. Este hecho fue descubierto por la policía que, en un cateo a las oficinas del consultor ecuatoriano, decomisó al menos 30 computadoras desde las cuales se realizaron 100 mil llamadas telefónicas al día con el fin de aplicar una ‘encuesta’ en la que, con preguntas amañadas, se sugería a la ciudadanía no votar por Filmus.

“¿Sabe usted que el padre de Daniel Filmus es arquitecto y uno de los principales contratistas de Sergio Schoklender?”. Y la siguiente pregunta: “Ahora que usted sabe que el padre de Filmus está involucrado con Schoklender, ¿igual lo votaría?

“¿Y quién es Sergio Schoklender? Según consta en el Boletín Oficial de la República Argentina, el día 29 de mayo de 1981 fue designado presidente de la empresa Lametal S.A., una de las principales compañías del Grupo Pittsburgh & Cardiff Coal Co. S.A. que, durante la dictadura militar del autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, concretó algunos de sus más grandes negocios de la historia, como la transferencia de tecnología para la instalación de fábricas de tanques (TAMSE) y submarinos (Astillero Domecq García) y el licenciamiento para la construcción del Tanque Argentino Mediano.

“Durán Barba en México. El contrato celebrado con los perredistas no fue el primero que Durán Barba obtuvo en México. En 2006, el consultor trabajó en la campaña presidencial de Felipe Calderón y, de acuerdo con el diario argentino Página 12, habría sido el autor de la frase que calificaba a Andrés Manuel López Obrador de ser ‘un peligro para México’”.

No es difícil percatarse de la maniobra: Bejarano trabaja muy cerca de López Obrador y ambos lo niegan para poner distancia entre sus respectivas pillerías. Los actos de corrupción que el país entero pudo presenciar en la televisión no eran sólo del primero, tenían el consentimiento del segundo para atraer recursos económicos para las campañas capitalinas y preparar el advenimiento de la presidencial. Bejarano, abnegado, guardó silencio y toleró que su jefe (lo era oficialmente) se alejara. Mientras purgaba una leve condena, escribió poemas dedicados a Obrador que aparecieron en diversas publicaciones. Entonces, ¿por qué sus seguidores se empeñan en no ver la realidad? Es muy claro que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad. ¿Si funcionó en Alemania, por qué no en México?

¿Ahora sí lo entenderán en el PAN?

Jorge Fernández Menéndez (@jorgeimagen)
Razones
Excélsior

Las encuestas han confirmado lo que ya sabíamos desde diciembre. El PRI, con Enrique Peña Nieto, sigue teniendo una amplia ventaja y los errores de campaña, algunos de ellos graves, del mes pasado, aparentemente no han tenido un costo en expectativas de votos aunque sí en las percepciones negativas de su candidato. López Obrador tiene al PRD, el PT y Convergencia, según la encuesta de Ulises Beltrán y Asociados, en su histórico 24%, y por lo tanto lo mantiene en la batalla. Y en el PAN, que se conserva también en 26%, que suele ser su piso electoral en el terreno nacional, la distancia interna entre Josefina Vázquez Mota y los otros dos precandidatos, Santiago Creel y Ernesto Cordero, se sigue ampliando en forma notable: poco más de 60% contra 11 puntos del ex secretario de Hacienda. Pero con una novedad que no es menor: en el ámbito nacional, en la evaluación de imagen y conocimiento que hace Ulises Beltrán, Vázquez Mota queda como la mejor evaluada, por encima de Peña Nieto y López Obrador.

Dos a uno estaría venciendo Peña a sus contrincantes de ser hoy la elección. Sin embargo, como decíamos, el priista tiene que cuidar, sobre todo, la percepción de imagen: si suben sus negativos, a la larga disminuirán sus votos o tendrán un techo que no podrá superar. Y las semanas previas también han demostrado que en su equipo de campaña hay fisuras y comete yerros que no puede tener un candidato presidencial de ese calibre. No es casualidad que estas semanas Peña Nieto haya reducido sus apariciones públicas: están trabajando en lo interno, que no ha funcionado como debería. Y habrá cambios en los próximos días.

López Obrador sigue en lo suyo. En realidad, su nuevo discurso no ha cambiado muchas conciencias: quienes votan por el tabasqueño lo hacen por el personaje que conocen. El discurso de paz y amor termina yendo de la mano con propuestas que pueden sonar muy bien, pero que en el fondo no tienen demasiado sentido, como hacer un tren bala de Cancún a Palenque al módico costo de 50 mil millones de pesos (¿para qué un tren bala y no uno turístico?, ¿por qué a Palenque?) o prometer primero cuatro millones de empleos en 90 días y ahora “sólo” un millón 200 mil en un año, aclarando que serían “pre empleos con salarios menores”, lo que requeriría una reforma laboral que López Obrador se ha negado siempre a apoyar. Pero ese es otro tema: lo cierto es que López Obrador ahí está, no se apartará de lo suyo y parece ser claro que quienes lo votarán no lo harán por nuevos discursos o causas sino por las que históricamente ha representado. Por eso mismo, el nombre que acompañe a López Obrador es tan importante, porque determinará si se abre o se cierra el espectro electoral del tabasqueño.

Pero tanto en el PRD como en el PRI las cosas ya están definidas. El caso más interesante es el de Acción Nacional. Con un poco de sentido común, leyendo estas y otras encuestas, y no desde ahora sino desde dos meses atrás, el panismo debería tener claro que ya cuenta con una candidata. La diferencia interna, entre simpatizantes panistas, es enorme, cinco a uno respecto a Cordero, pero más aún en la percepción del electorado abierto. El dato que incorpora la encuesta de Beltrán, insistimos, es clave: Josefina es la candidata, incluidos Peña y López Obrador, con mayor conocimiento, mejor valorada y con menos negativos. Es la que mejor evaluada sale. Resulta incomprensible que los panistas decidan continuar durante al menos un mes más un proceso de desgaste interno en vez de aprovechar un espacio (Peña mantiene su amplia ventaja, pero crecen sus negativos; López Obrador no se cae, mas tampoco crece significativamente) que no se les abre con ninguno de sus otros aspirantes.

Pero todo indica que no cambiarán el rumbo: resulta increíble que, ante la incorporación de Roberto Gil como coordinador general de campaña de Vázquez Mota, el comentario de Ernesto Cordero sea que eso demuestra que esa campaña “tiene problemas”, sin querer ver que la de Roberto y otras incorporaciones (Elizondo, Ramírez Acuña, Juan Marcos Gutiérrez, Julio Di-Bella), junto con quienes ya estaban trabajando desde hace tiempo con Josefina, como Diódoro Carrasco, Ernesto Ruffo o Carlos Medina Plascencia, le dan a esa candidatura una dimensión mucho más sólida que hace unos meses. Pensar que la campaña del rival está en problemas cuando incorpora elementos tan valiosos con Gil Zuarth y las encuestas muestran que ese rival tiene cinco veces más votos, es hacer un muy mal diagnóstico.

Pero, insistimos, la única buena noticia que ha recibido el panismo en los últimos meses es que su hipotética candidata, Vázquez Mota, tiene mejor conocimiento e imagen, y menos negativos, que Peña y que López Obrador. En el panismo estará decidir si utilizan o si desechan esa oportunidad.

Vamos contra la SOPA

Hugo González (@hugogonzalez1)
Tecno empresa
Milenio




En la prehistoria tuve la fortuna de conocer y entrevistar a Gary Shapiro, presidente de la Asociación de Electrónica de Consumo (CEA, por su sigla en inglés), el principal promotor y cerebro de la mayor feria de electrónica del mundo conocida como el Consumer Electronic Show (CES). Desde entonces Gary me pareció un tipo extraordinariamente simpático y sencillo, pues nunca se trepó en su cargo y hasta se atrevió a comer tostadas de cochinita pibil con chile habanero; sin embargo, ahora me cae mejor al atreverse a decir lo que muchos legisladores y dirigentes de empresas no se atreven por querer ser políticamente correctos. Ayer, en el marco de la inauguración formal del CES, llamó “extremistas” e “ignorantes” a los políticos y organismos que apoyan la llamada ley SOPA (Stop Online Piracy Act), la cual se discute en el Congreso de Estados Unidos y que curiosamente en México no ha hecho olas.

Hace algunas semanas en los espacios que generosamente me abre Tv Azteca comenté que es urgente que los legisladores mexicanos comiencen a revisar el tema, pues si los amigous gringous aprueban su SOPA, la medida tendrá repercusiones directas e inmediatas en la forma que conocemos internet, con efectos en varios portales, blogs y sitios web de varios mexicanos, pues su ley tendrá implicaciones extraterritoriales. Es muy corto el espacio para detallar las intenciones de la SOPA, pero te invito a que revises el tema porque incluso desde Estados Unidos pueden cancelar tu sitio web si alguna empresa gringa sospecha que usas de manera inapropiada su material registrado con copyright. Por eso, al igual que Shapiro, te invito a que investigues y te sumes a la iniciativa Declare Innovation, la cual se opone a legislaciones que quieren combatir la piratería en línea a costa de sacrificar los esfuerzos de la innovación tecnológica. Está bien cuidar los derechos de autor, pero no maten al mensajero.

¡Hola Angie!

Conozco a Angelina Mejía desde hace muchos años. Hemos sufrido y gozado juntos ganarnos unos a otros las notas y reconozco en ella un amplio conocimiento del sector de telecomunicaciones, por eso confío, en que ella, al estar en la Coordinación de Comunicación Social de Cofetel, ahora sí pueda hacer entender a Mony de Swaan (¡hola Mony!) los motivos por los cuales tiene tan mala prensa… y malos amigos. ¿O no?