febrero 01, 2012

No entiendo lo de Cordero

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
Interludio
Milenio

Una pregunta: si individuos normales de la especie mexicana —al serles hecha la pregunta de si prefieren a la Vázquez Mota por encima del tal Cordero— responden que sí, que ella es su gallo de ellos y, no sólo eso, sino que la respuesta es abrumadoramente favorable a la mujer, entonces, en esa consulta del domingo próximo donde van a participar seres humanos de la subespecie panista, ¿podrán acaso, los tales sujetos, emitir un veredicto tan sideralmente alejado de esta tendencia que los números se puedan invertir y que, sorpresivamente, el triunfador de la trifulca resulte ser don Cordero?

Lo que parece un ejercicio retorico o un sueño (delirante) de seguidores (de Cordero) que imaginan, desde ya, resultados absolutamente fantasiosos ¿podría transmutarse en una realidad tan irreal como inesperada, ilógica, absurda y, sobre todo, absolutamente perjudicial para un partido que, ahí mismo, consumaría una especie de gran suicidio colectivo y que le dejaría el camino absolutamente despejado a Enrique Peña, por lo pronto, y, también, a un Obrador que, a falta de otros competidores de peso, podría cosechar los votos útiles de aquellos que, pase lo que pase, no quieren el retorno del PRI?

O ¿acaso estamos hablando de que Felipe Calderón, a diferencia de su antecesor, tiene un decisivo ascendiente en las determinaciones que pueda adoptar su partido y que, siendo Cordero, como dicen las malas lenguas, su delfín, entonces el actual presidente de Estados Unidos (Mexicanos) va a imponer, por dedazo, a su posible sucesor o, en todo caso, al personaje que él prefiere por encima de las preferencias del respetable publico y de los todavía más respetables votantes inscritos en el padrón electoral de este país?

Yo no entiendo la lógica del asunto, estimados lectores. Porque si a mí, por ejemplo, me viniera a la mente imponer a un amigote o a un pariente cercano para que participara en una competición, la que sea, pues el primer requisito que tendría que cumplir mi recomendado es que tuviera unas mínimas posibilidades de ganar. Digo… Pues eso.

Vicente Calderón




Vía @tipographo

Combate a la venta ilegal de animales, sólo que...

Marielena Hoyo Bastien
producciones_serengueti@yahoo.com
Animalidades
La Crónica de Hoy

En recuerdo de Ita Osorno, un ángel para los perros, a dos años de su muerte

El jueves pasado, vía telefónica, fui enterada por una muy entusiasta Nora Frías, Subsecretaria de Participación Ciudadana y Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF), acerca del operativo que tenían dispuesto para el sábado 28 del enero que recién terminó, cuyo objeto era comenzar a combatir de lleno la venta de animales en la calle, tal como nos lo ofreció directamente mi estimado doctor Manuel Mondragón y Kalb, titular de la dependencia, hace ya casi once meses. Para este debut fue seleccionado un lugar que prácticamente se había convertido en el icono de esa infame práctica comercial, harto sufriente para los cachorros, riesgosa para los compradores, pero más que nada ILEGAL, por cuanto el Artículo 25, fracción V, de la Ley de Protección a los Animales del DF prohíbe por cualquier motivo “La venta y explotación de animales en la vía pública o vehículos”, por lo que todo quedó programado para irse, de principio, sobre los “tradicionales” vendedores de perros que por años tomaron como propio el arrollo vehicular de lo que conocemos muchos capitalinos como el bajopuente de Perisur, arteria conflictiva de por sí, donde sin más pena estos fulanos hicieron su agosto instalados en toda forma y descarada flagrancia, a sabiendas de que ninguna autoridad se metería con ellos al ser portadores de un “amparo” -no se contra qué y otorgado por qué corrupta autoridad- haciendo con ello la desgracia de cientos de miles de perritos ofrecidos al mejor postor con todo y regateo, cual si de cosas se tratara. Así pues y sin los mínimos cuidados que requiere una edad tan joven en los animales y apeñuscados en jaulas, estos pequeños sufrían cada agotadora jornada a rayo de sol o con frío o lluvia, en medio de orines y excremento, con hambre y sed, destetados prematuramente, deshidratados y enfermos, parasitados como menos, en espera de que alguien los adquiriera; un alguien que además de comprar en puestos de venta ilegal, se arriesgaba y con ello a su familia, ante la posibilidad nada remota de introducir al hogar un animal no controlado contra la rabia. Hasta aquí todo bien… sólo que al pasar un corto tiempo de la llamada y conociendo como suelen pasar las cosas, hube de enviarle un correo electrónico a la funcionaria solicitándole tener la precaución de solamente desinhibir la venta y no proceder al “decomiso” de los animales, que para el caso del ordenamiento a su favor solamente puede tratarse como un “aseguramiento precautorio” si llegaran a encontrarse en riesgo inminente debido a actos de crueldad o maltrato. Lo anterior, por no existir ninguna organización formalmente constituida y con la capacidad suficiente para recibir de un jalón y atender debidamente la cantidad de cachorros que produciría una situación como tal e insistí en que no lo hiciera, porque al no contar con el apoyo debido tendría que remitir a los chiquitines al antirrábico correspondiente, donde de no ser reclamados demostrando la legal propiedad y a más tardar a las 72 horas de su ingreso, serían sacrificados tal como lo ordena la insalvable Norma Oficial Mexicana de la materia y, lo que en principio se estaría entendiendo como una loable acción, remataría en contra de un gobierno perennemente acusado de mataperros. Me dijo que por supuesto eso no acontecería, pero sucedió…

Sucedió que de acuerdo a lo que la Subsecretaria me informó directamente, y que coincide con el triunfalista boletín salido prematuramente de la SSP-DF, ese sábado habían “decomisado” 84 animales, que luego se convirtieron en 83, todos cachorros de perro menos un gatito, incluyendo un aproximado de 20 que la traían muy apurada porque desde las 10 de la mañana los vendedores los habían recluido dentro de las camionetas-tienda que utilizan y para cuando me lo platicó eran cerca de las 4 de la tarde, por lo tanto se reportaba a esos inocentes con signos de deshidratación, asunto que no es de extrañar como producto de un procedimiento improvisado y con evidente falta de coordinación tanto interinstitucional (para lograr excelente apoyo jurídico y con los jueces, que para esta causa nunca quieren cumplir con su obligación o de plano la desconocen) como con la sociedad civil dedicada al menester de la protección y defensa de los derechos de los animales no humanos a las que doña Nora acudió, pero solamente para una orientadita, como fue mi caso y que de nada valió, y también para conseguir la presentación de una denuncia ciudadana, cuando este ejercicio es totalmente innecesario al estar los infractores en plena flagrancia, pudiéndoseles además haber acumulado varias multas, dependiendo de la habilidad para fincarles infracciones por diversas causas. En fin, detalles menores de tan compleja situación que provocó, como de costumbre, que los animales salieran perdiendo al quedar ingresados, como lo advertí, en el antirrábico de Tlalpan, instalación obligada a recibirlos pero carente de infraestructura y recursos económicos y humanos para el propósito, peor, al tratarse de fin de semana. Lo curioso es que contrario a la cifra que dio a conocer la SSP-DF, sólo está registrada en el lugar la recepción de 62 perritos y un gato, de los cuales 4 canes ya fallecieron, 7 se encuentran delicados de salud y solamente 22 han sido reclamados por sus “legítimos propietarios”, de acuerdo a los datos que me proporcionó Mara Montrero, presidenta de Comité Pro Animal, organización civil que por 20 años ha sido observadora de los procesos en ese lugar. Entonces… si Pitágoras no me engaña, faltan 20 cachorritos… ¿dónde están?... así como también pregunto por asociación alguna con la capacidad de acoger en su seno a los 37/30 animalitos que todavía restan sin reclamo, sentenciados a morir de no ser retirados a más tardar mañana, y…

En cumplimiento de lo ofrecido, SOBRE EL CASO DE LOS LOBOS MEXICANOS FATALMENTE MUERTOS, informo que con base a datos extraoficiales, al seguir reinando total hermetismo sobre el caso, omisión por cierto referida increíblemente como un acto de discreción, corre la versión de que a 51 días que hoy se cumplen de haber tratado el punto con el comité técnico de evaluación y seguimiento del programa de reintroducción de la especie, allá en Hermosillo, Sonora, tras la muerte de los ejemplares el 6 de diciembre, las autoridades correspondientes están preparando un evento para informar del caso públicamente, lo que por otra parte ya corroboraron informalmente a la comunidad de loberos nacionales, especialistas que han trabajado intensamente y por años en el tema, pero que con todo, muchos fueron ignorados también para la reintroducción, por lo que ahora su molestia es doble y su curiosidad más grande, al citar el comunicado al que hago alusión solamente la muerte de tres lobos -un macho y dos hembras- sin puntualizar nada sobre el que fue inexplicablemente atropellado en plena sierra, cuyo cadáver, me dicen, ya fue trasladado al Instituto Nacional de Biología de la UNAM para su preservación, dejando correr la versión de que ya estaba muerto cuando le pasó el vehículo por encima. ¿Será?

Por hoy me despido, dejando como de costumbre a su disposición mi correo electrónico: producciones_serengueti@yahoo.com

Los adjetivos enmudecen

Manuel J. Jáuregui
Reforma

Simplemente se declararon en huelga, amigos, decidieron dejar de trabajar en México, ya que sienten que se les ha perdido el respeto y su contribución dejado de valorar.

El presidente de la Asociación Mexicana de Adjetivos Calificativos (AMAC), el Sr. Asombrado H. Estupefacto, hizo el anuncio ayer por la tarde.

En escueto comunicado de prensa, afirmó: "En vista de que en México no hay cabida ya para nuestra función, que hemos sido devaluados, ninguneados e ignorados al grado de que se torna imposible cumplir con nuestra función gramatical, hemos decidido suspender hasta nuevo aviso nuestro trabajo en México a favor de la lengua castellana".

La verdad, amigo lector, es que éste su H. escribano los comprende perfectamente: las circunstancias que vivimos han rebasado completamente la capacidad calificativa de los adjetivos.

Analicen ustedes el más reciente episodio bochornoso que ha impactado a la opinión pública nacional: el affaire del costalazo veracruzano.

Dos funcionarios del Gobierno de Veracruz, volando en un avión del mismo, son sorprendidos en Toluca, Estado de México, trasladando 25 millones de pesos en efectivo.

Éste es el dato escueto, el cual tras de que trascendiera ha recibido una serie de absurdas e increíbles justificaciones por parte de los "dueños" de la billetiza.

Mismas que ni en países o regiones como Haití, Somalia, Congo o Timbuctú serían aceptables, ya ni siquiera pensemos en el primer mundo.

¿Qué sucedería si en Inglaterra, Alemania o Francia hubiese acontecido algo similar?

El escándalo ya hubiese llegado a Marte y Júpiter, sin que quedara títere con cabeza en todo el aparato burocrático de la entidad responsable.

Ningún Gobierno, en ningún país medianamente avanzado, realiza pagos en efectivo de esa naturaleza, precisamente porque como el dinero es del pueblo la normatividad exige que cada operación, tanto de ingreso como de egreso, deje huellas de papel, justamente para que pueda ser rastreado y determinado su origen y destino.

Los pagos en efectivo no sólo no proceden, sino que, de acuerdo a las leyes mexicanas y las normas establecidas por nuestra Hacienda, tienen topes y deben de ser notificados y registrados.

A ningún proveedor, por más importante que sea, en ninguna parte del mundo civilizado le llevan a su domicilio, en avión gubernamental, un pago en efectivo.

¡Resulta absurdo pretender justificar lo anterior!

Precisamente a ello se debe el que estos intentos desfigurados, kafkianos, aberrantes, esta letanía de rollos imbecílicos y vanos intentos por justificar y querer hacer creer a la opinión pública que transportar en aviones oficiales maletas llenas de dinero es una operación rutinaria, es que los adjetivos calificativos se RINDEN.

¡No pueden más!

Si palabras como "cínicos", "desvergonzados", "insolentes", "sinvergüenzas", "desfachatados", "impúdicos", "procaces", se quedan cortas, pierden su significado y se desvanecen al no poder soportar el peso de una realidad que los apabulla más allá de los límites del entendimiento, en consecuencia resulta inevitable que los adjetivos se marginen.

¡Ya no sirven!

Nuestros actores políticos se comportan de una manera que se ubica más allá de la capacidad de nuestros adjetivos calificativos.

Lo que antes en México se consideraba carente de progenitora, hoy es lo cotidiano: los límites de la credulidad para el ciudadano han sido violados flagrantemente, todo pareciera indicar que nuestra clase política nos considera a todos con un grado inferior de inteligencia al Neandertal.

Nos creen capaces de tragarnos cualquier babosada, y más aun, le apuestan a que nos pueden EMBAUCAR
y engañar a su antojo sin que nada podamos hacer al respecto.

Nos retan con su insolencia a que los pongamos en su lugar, que en cualquier otro país sería la cárcel, pero que aquí en nuestro México milagroso resulta ser alguna frondosa cocotera en Boca del Río.

¡Qué bárbaros! ¡Estamos inaugurando nuevas fronteras del desgobierno y el despapaye!

Creíamos que lo habíamos ya visto todo, y la verdad es que no es nada para lo que estamos viviendo... ¡y lo que nos espera, conforme se caen y esfuman día a día los linderos de la propiedad, la moralidad y la legalidad!

AN: un difícil domingo…

Enrique Aranda
De naturaleza política
Excélsior

Inminente ya la realización de la primera, y muy probablemente única, jornada de votación en busca de quién representará al partido del gobierno en las presidenciales de julio, la opinión mayoritaria apunta a que Josefina Vázquez Mota deberá arrasar con sus contrincantes aunque, a juzgar por la operación “a nivel de tierra y estructura” que en las últimas semanas desplegaron Ernesto Cordero Arroyo y los suyos, éste bien podría alzarse con la victoria.

Al tercero en discordia, Santiago Creel Miranda corresponderá, como adelantamos aquí, jugar el papel de factor de definición y/o gran elector si, y sólo si, la puja por la nominación blanquiazul debe definirse en una segunda fecha puesto que, de no alcanzar el senador con licencia más de 20% de los sufragios emitidos este domingo, muy difícilmente atestiguaremos una segunda vuelta.

Por ello, por la consolidada convicción de que “las cosas se resolverán de una buena vez el 5…”, es que tanto Josefina como Cordero, y hasta Creel, comenzaron a avanzar sus respectivas estrategias de convocatoria y, más específicamente de movilización de activos y adherentes hacia los puntos en que habrán de ubicarse los mil 600 centros de votación que, en algo más de dos mil 700 mesas, habrán de recoger el sufragio del panismo... movilización y/o acarreo que, digámoslo claro, habrá de ser definitivo en el resultado del ejercicio.

¿Porque, cómo si no a través de una movilización orquestada (o acarreo) podrá garantizarse que algo así como 85% de los poco menos de 400 mil miembros activos de Acción Nacional concurran a sufragar en próximo domingo… domingo de puente y, si algo faltara, será Super Domingo de la NFL?, ¿cómo hacer que al menos 25% de los más de 1.3 millones de adherentes emitan su voto si, en promedio, no habrá una mesa de votación siquiera por municipio y, en virtud de ello, ello implicará largos desplazamientos e, incluso, viajar a otras localidades?

Conciencia, responsabilidad política y compromiso partidista sí; sin embargo…

Difícil jornada ésta, pues, para el blanquiazul que, administrado ahora por Gustavo E. Madero, deberá atestiguar primero la confrontación entre quienes, con el supuesto o real cobijo, o no, del presidente Felipe Calderón, buscan hacerse con la candidatura presidencial, arbitrarla para evitar “prácticas indebidas” (que todo el mundo espera) y, finalmente, impedir que la misma lesione (más aún) la endeble unidad del panismo.

No soplan, entonces, los mejores vientos…

Asteriscos

* Nuevo llamado a implementar y poner en marcha políticas antimonopolios eficientes, así como a fomentar una mejor y más equitativa competencia en el ámbito de las telecomunicaciones, el informe que sobre el punto dio a conocer el lunes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que, huelga referirlo, ya ayer fue duramente “cuestionado” por Carlos Slim Helú…

Veámonos el viernes, con otro asunto De naturaleza política.

Doña cannabis: el sueño y la pesadilla

Héctor Aguilar Camín (@aguilarcamin)
acamin@milenio.com
Día con día
Milenio

El diario La Razón ha publicado, frente a frente, un par de esas fotos, pocas, que sí dicen más de mil palabras. Las fotos son de dos plantíos de mariguana, yerba de un verde prístino, a la vez abundosa y espigada. Hermosa planta.

En medio del plantío del lado mexicano, con las matas llegándoles a la cintura, van dos soldados en uniforme de camuflaje, con sus armas de asalto alertas, los dedos en el gatillo, apuntando uno al frente, siguiendo el otro con la mirada la línea visual de su compañero. A juzgar por la cautela nerviosa de sus posturas, algo grave esperan encontrar en su merodeo, algo que quizá deban resolver a tiros.

La foto del plantío estadunidense pertenece a una granja de cannabis de Oregon. Las plantas de esa foto son altas y maduras, tanto que algunas de sus hojas están secas. No son plantas bajas sino altas, tanto como el hombre que aparece en medio de ellas, arropado por sus ramas como un santo de hornacina.

Este hombre es un gordito de aspecto joven, papada próspera, lentes finos y frente despejada. Viste de traje, con una corbata de tonos dorados. Su nombre es Paul Stanford. Es uno de los primeros millonarios que produce el cultivo y comercio legal de la mariguana para usos medicinales en California. Stanford declara haber tenido ingresos de 10 millones de dólares en 2009 y 2010, provenientes de estos plantíos que exhibe orgullosamente, dice el diario, como quien muestra viñedos.

Si he descrito con aproximada exactitud ambas fotografías, los lectores tendrán ya un juicio claro sobre la aberrante situación en que nos encontramos, frente a Estados Unidos, respecto de la persecución de la mariguana.

La legalización de la mariguana medicinal en California produce allá fortunas y empresarios. Aquí produce muertos y presos.

Para impedir que la yerba sembrada y cosechada en México llegue al mercado estadunidense, tenemos al Ejército quemando plantíos y a las fuerzas policiacas deteniendo burreros, narcomenudistas y capos sembradores.

Mientras tanto en California hay un mercado de mariguana que no sólo no es ser perseguido por la fuerza pública, sino que es protegido por la ley y produce fortunas que se reputan no sólo como legítimas, sino como visionarias: una variante más del sueño americano.

Dicen que la mariguana representa 60 por ciento del mercado total de drogas ilícitas en México. La última estimación del Cisen calcula el valor de ese mercado en no menos de 5 mil y no más de 8 mil millones de dólares. Hablamos de una fortuna agrícola criminalizada por la prohibición, que es parte consustancial de la pesadilla mexicana.