agosto 05, 2013

Avanza la legalización-regulación de la mariguana

Rubén Aguilar (@RubenAguilar)
Consultor y profesor de la Universidad Iberoamericana
raguilar@eleconomista.com.mx
El Economista

La semana pasada en el sur y norte del continente se dieron pasos decisivos en el proceso de aprobación de la legalización-regulación de la mariguana. Se trata de una tendencia mundial que se propone sustituir el paradigma prohibicionista y punitivo que se impuso al inicio de los años 60, y que -es evidente- ha fracasado.

En Uruguay, los diputados aprobaron una legislación que legaliza-regula la producción, venta y consumo de la mariguana. Falta todavía la votación de los senadores, que será dentro de dos meses, y hay seguridad de que van a ratificar la decisión de los diputados.

De esta manera, Uruguay se convertiría en el primer país del mundo, estamos a 60 días de que eso ocurra, que legaliza-regula el conjunto de todos los pasos del proceso ligado a la mariguana, que era legal o se admitía su uso hace apenas 60 años.

La decisión de los congresistas uruguayos, que tiene el apoyo mayoritario de la población, cambia el estatuto de la discusión sobre la legalización-regulación de la mariguana en el mundo y, de manera muy particular, en América Latina. Echa por tierra una serie de mitos y tabúes que han estado presentes desde que inició el paradigma prohibicionista y punitivo.

El presidente del Uruguay, José Mújica, fue quien mandó la iniciativa de ley al Congreso de su país como una manera de hacer frente de mejor manera y con mayores instrumentos al problema de salud que implica el consumo de las drogas y también de la violencia que está asociada a ellas.

En Estados Unidos, Illinois se convirtió en el estado 20 en legalizar la mariguana para usos médicos. De ésos hay dos, Colorado y Washington, que también la han legalizado-regulado para usos recreativos.

El gobernador del estado, Pat Quinn, al hacer el anuncio de la nueva ley, dijo que estaba seguro de que la mariguana para usos médicos, como lo prueba la historia, pero también estudios médicos recientes, va a proporcionar alivio a la gente enferma que la utilice.

La nueva ley entrará en vigor en enero del 2014 y, según el Gobernador, tiene uno de los estándares más exigentes del país, que incluye la verificación de antecedentes de todo el personal que trabaje en los dispensarios donde se venderá la mariguana y la vigilancia constante en los centros de cultivo.

En el estado de Illinois, la ley contempla para los pacientes una lista de 30 padecimientos o enfermedades que son las que cubre el programa piloto de la mariguana médica que se va a desarrollar los próximos cuatro años.

México, más que otros países, entre otras cosas por los niveles de violencia y por la vecindad con EU, no puede seguir evadiendo discutir a fondo la posibilidad de la legalización-regulación de la mariguana. Es cierto que se empiezan a generar importantes foros de debate y que congresistas del PRD han asumido el tema, pero falta que se sumen las autoridades de todos los órdenes de gobierno.

julio 29, 2013

“Hacíamos encuestas a modo; AMLO dictaba las preguntas”

Todos en la campaña de 2012 veían como beneficio contar con Covarrubias, la “encuestadora propia”
A nadie le importaba la verdad, sino que le diera mejores números al tabasqueño, dice el consultor


La Razón
Julio 29, 2013

Mientras Andrés Manuel López Obrador criticaba que se amañaban las encuestas en su contra durante su campaña presidencial, él hacía los mismo con la empresa encuestadora Covarrubias. Le pedía sondeos a modo e incluso le dictaba las preguntas, aseguró Luis Costa Bonino, asesor de la campaña de AMLO a la Presidencia en 2012.

En un documento post scriptum al análisis que dio a conocer el pasado 9 de julio, el analista uruguayo, expone que en el equipo del político tabasqueño: “curiosamente todos consideraban una ventaja tener esta encuestadora ‘propia’. A nadie parecía interesarle la verdad o la información confiable, sino el hecho de que esta empresa nos concediera ‘mejores números’ que las otras”.

Recuerda que “apenas llegado a México, vi que el procedimiento por el cual se producían las encuestas era muy extraño. Casi todas las preguntas las generaba el propio Andrés(Manuel López Obrador). Éstas eran anotadas en unos cuadernos por sus secretarios. Luego se transferían a la empresa Covarrubias, que era la encuestadora oficial. Este hecho era conocido por todos, por propios y ajenos”.

Pero este trabajo no servía para hacer un análisis objetivo de la campaña, indica el autor del libro Manual de Marketing Político. “Las preguntas hechas por AMLO sólo tenían la función de confirmar sus prejuicios, porque sus cuestionarios estaban elaborados con preguntas que ya preestablecían las respuestas. Los secretarios, en cambio, anotaban presurosos las ideas de López Obrador, como si fueran los grandes descubrimientos de la sociología”.

Ante el cerco informativo que padeció AMLO, sobre todo en los resultados de los sondeos que siempre daban una amplia ventaja a Enrique Peña Nieto, Costa Bonino intentó explicarle la función: “Él no me contradecía, pero parecía pensar en otra cosa. En un momento dijo que iba a hacer una pregunta, para medir en su encuesta. Era sobre la inseguridad. Preguntaba al entrevistado si creía que había delincuencia porque la gente era mala, otras dos opciones que no recuerdo, pero que eran muy poco relevantes, o porque la sociedad era injusta”.

Ante el hecho de que López Obrador prefería los cuestionarios manipulados a su favor, el asesor en las campaña de François Mitterrand y Luiz Inácio Lula da Silva, entre otros, concluye:

“Para mí los únicos números buenos eran los reales, fueran lindos o feos. Pero no pude obtener nada de esa, aparentemente feliz, sociedad entre AMLO y Covarrubias.”

Con resignación precisa, en ese plano también, tuvimos que tolerar, junto con Luis Mandoki, a que, si queríamos tener información, deberíamos conseguirla por nuestros propios medios”.

La relación de AMLO con Covarrubias, otro de los destapes que hace Costa Bonino.

junio 14, 2013

El PAN de mañana

Luis Felipe Bravo Mena (@LF_BravoMena)
Ex presidente nacional del PAN

“Que las verdades no tengan complejos,que las mentiras parezcan mentiras,que no te den la razón los espejos …”
Joaquín Sabina

Hace algunas semanas eclosionó una nueva crisis en el PAN. Quedó a la vista un complicado entramado de añejos problemas.En mi colaboración anterior (Amasar el nuevo PAN, 31/V/13) hice recuento de conflictos panistas en décadas anteriores. La institución salió de aquellas crisis con un nuevo vigor, lista para encarar nuevos retos y alcanzar mayores triunfos. Fue así porque a pesar de lo desgarrador de las confrontaciones y el dolor por el desencuentro entre compañeros, nunca estuvo en duda la decencia de los protagonistas.

En la crisis de ahora hay ingredientes que no estuvieron presentes en las otras. Estos males cancerosos deberán ser extirpados de las entrañas del PAN para poder regresar con la cara en alto a la plaza pública. Estoy seguro de que son mayoría los militantes blanquiazules que desean reedificar un partido digno y valiente. En ello finco mi esperanza para que de este trance el PAN emerja, una vez más, como el mejor partido de México. Enumero algunos de los síntomas patológicos que nos aquejan:

Tribalización. La “onda grupera” hizo su aparición en los comités panistas al calor de la conquista de alcaldías, gubernaturas y la administración federal. Luego degeneró en la multiplicación de tribus reclutadas con el poder de la nómina burocrática y la afiliación clientelista para asegurar votos en las asambleas y en los procesos electivos de candidaturas, para controlar consejos y comités. Se atentó contra el concepto de militancia libre, convencida y comprometida con los principios, lo que había sido siempre nuestra mayor fortaleza y nos diferenciaba del corporativismo practicado en otros partidos.

Desinstitucionalización. El imperio de las tribus debilitó la vida institucional. Los órganos de dirección y de deliberación dejaron de ser ámbito de comunicación, foro de debate y el espacio legítimo para definir la estrategia del partido. Todo se volvió negociación entre grupos. Los argumentos e ideas fueron sustituidos por intereses. Se debilitó la línea de mando hacia dirigentes locales, funcionarios y legisladores: el camino para que la tribu más inmoral convierta a la institución en una franquicia al alcance del mejor postor.

Desfiguración. El apetito desordenado por ganar elecciones, al que Efraín González Luna llamó “neurosis de la escaramuza”, impulsó la postulación de candidatos que son la antítesis de los valores cívicos del PAN. A menudo no se cuida la congruencia y coherencia debida entre candidato y partido. Con el criterio de preferir “al mejor posicionado en los sondeos”, sin detenerse a examinar cómo llegan esas personas a obtener la supuesta popularidad, abanderamos ex priístas, que de inmediato introdujeron sus métodos.

El PAN de mañana debe sanar de estos males. Los vamos superar recobrando la capacidad para imaginar el futuro. Restituyéndole al PAN su identidad, rechazando la tendencia a convertirnos en una mala copia del PRI. Para ello debemos reedificar las estructuras que se encuentran colapsadas liberándolas del tribalismo y tejer nuevas alianzas sociales no exclusivamente electorales.

Vamos a ganar las elecciones si imaginamos un partido y un México diferente con visión de futuro, capaz de hacer vibrar las almas del siglo XXI sin acarreos de falsos simpatizantes, sin pagar a nuestros activistas y representantes de casillas. Si actualizamos nuestro mensaje e innovamos las formas de participación con nuevas tecnologías.

Cuando triunfamos fuimos claramente ante los electores el partido de la libertad y de la familia, la fuerza de la democracia, el ejemplo de la política como servicio, no como negocio o vehículo de enriquecimiento. El PAN de mañana será propiedad de los ciudadanos, no de sus tribus. El PAN que volverá a ganar no será autorreferencial y rechazará valientemente la hipocresía, que es el lenguaje de los corruptos.

mayo 22, 2013

Violencia en Brasil

Rubén Aguilar (@RubenAguilar)
Consultor y profesor de la Universidad Iberoamericana
raguilar@eleconomista.com.mx
El Economista

El daño que provocó a la imagen de México la estrategia de guerra contra el narco implementada por el Presidente Felipe Calderón, que se agrava con la comunicación que hizo de la misma, es enorme y sigue presente. A todos los lugares donde viajo, la gente de todos los niveles sociales me pregunta por la violencia que se vive en México.

Recientemente en Brasil, un país todavía más violento que el nuestro, los conductores de taxi y también los compañeros académicos me preguntaban preocupados por la violencia que ocurre en México. Éstos se sorprendían cuando les comentaba que el problema existía y lo lamentábamos, pero que era menor al de su país. En el momento que el Presidente Calderón declara la guerra al narcotráfico, en diciembre del 2006, el índice de crímenes dolosos era de ocho por cada 100,000 habitantes y cuando deja el gobierno, en noviembre del 2012, de 24 por cada 100,000 habitantes. La fallida y fracasada estrategia de guerra provocó que en tan sólo seis años se triplicara el número de los asesinatos dolosos en el país. Según el Ministerio de Salud de Brasil, el índice de homicidios dolosos es de 27 por cada 100,000 habitantes. Si se considera el conjunto de la población, el número de víctimas por año fue de 54,030 del 2002 al 2010. Hoy la población total asciende a 200 millones. En México, con una población de 115 millones de habitantes, el promedio anual de asesinatos dolosos en el periodo del 2007 al 2012 fue de 10,000. En Brasil, la gran mayoría de las víctimas corresponde a la población negra y entre el 2002 y el 2010 fueron asesinados 272,422 de éstos, lo que da una media de 30,269 asesinatos por año en ese grupo mientras que el número de las víctimas de blancos fue de 14,047.

El número de blancos asesinados al año se redujo de 18,867 en el 2002 a 14,047 en el 2010. Así, en el 2002 morían asesinados proporcionalmente 65.4% más negros que blancos, pero en el 2010 había aumentado a 123.3 por ciento.

El índice de homicidios dolosos en la población negra es de 36 por cada 100,000 habitantes y crece a más del doble en el segmento de edad entre los 15 y 29 años, cuando llega a 72 por cada 100,000 habitantes. Así, el índice de victimización de los jóvenes negros pasó de 71.7% en el 2002 a 153.9% en el 2012, que es dos veces y media más que en los jóvenes blancos, de acuerdo con el Ministerio de Salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece que por arriba de 10 homicidios por cada 100,000 habitantes se está en situación de violencia endémica. Todos los estados de Brasil se encuentran en ese caso. En México, hoy menos de la mitad de las 32 entidades federativas está en esa condición y en el 2006 lo estaban sólo cinco o seis estados. En Brasil, las desigualdades regionales son muy marcadas y así, mientras que en los estados de Santa Catarina y Piaui la tasa de homicidio de los negros es de 13.3 y 15 por cada 100,000 habitantes en los estados de Ananindeau y Para es de 198.8 homicidios por cada 100,000 habitantes. El número de homicidios dolosos por 100,000 habitantes es ligeramente menor en México que en Brasil, pero ésa no es la imagen en la opinión pública de ambos países. El actual gobierno mexicano debe reducir los niveles de violencia, pero también cambiar la percepción que existe sobre la misma dentro y fuera del país. Son dos tareas urgentes y distintas.

febrero 27, 2013

'Perseo Nieto' por Paco Calderón



¿Qué hacemos con la Estela de Luz?

Román Revueltas Retes
revueltas@mac.com
Interludio
Milenio

¿Habrá manera de construir un monumento en este país así nada más, como Dios manda, terminándolo a tiempo y sin que los costos se multipliquen exponencialmente?

Ya se habrán ustedes enterado de las “observaciones” de la Auditoría Superior de la Federación, estimados lectores. Registran, los auditores, toda suerte de irregularidades, desviaciones e ineficiencias en los festejos del Bicentenario y en muchas otras acciones realizadas en el sexenio del satanizado presidente Calderón. Por lo visto, que al país lo gobernara un hombre fundamentalmente honrado no hizo que los que trabajaban para él se contagiaran directamente de su honestidad. En todo caso, al antiguo primer mandatario de Estados Unidos (Mexicanos) se le podría imputar el pecado de omisión por haber consentido, así fuere de la manera más indirecta e involuntaria, raterías e ineptitudes.

Pero es que, encima, volvemos a tropezar con la misma piedra: en México es particularmente complicado hacer cualquier cosa, desde un aeropuerto hasta una presa hidroeléctrica, pasando por un parque eólico y un tren suburbano. Resulta así que no pudimos siquiera terminar el tal parque Bicentenario. Con lo sencillo que es plantar árboles y sanseacabó. Pero no: lo que hubiera debido ser una especie de Chapultepec en miniatura comenzó a devorar cada vez más y más recursos públicos, a lo tonto y sin control, hasta quedar, como tantas otras cosas, incompleto.

Ah, y luego la famosa y deprimente Estela de Luz, un proyecto que describe como ningún otro la cortedad de miras y la pequeñez de la gente que ha llevado últimamente las riendas en México: no hay monumento más ofensivamente mediocre que éste; parece adosado a otra estructura y la tal luz que despide ni siquiera se dirige hacia el paseo de la Reforma, la avenida más emblemática y más famosa de nuestro país, sino que se pierde hacia los lados, ignorando olímpicamente la perspectiva que va del castillo de Chapultepec hasta la figura del Caballito. Y pensar que costó las perlas de la Virgen. Madre mía…

febrero 26, 2013

Detienen a Elba Esther Gordillo

Sigue la info a través de Milenio.tv


Detienen a Elba Esther Gordillo, PGR la acusa de malversación de fondos

Excélsior

CIUDAD DE MÉXICO, 26 de febrero.- El procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, dio a conocer que la líder del SNTE, Elba Esther Gordillo, fue detenida hoy en el aeropuerto de Toluca procedente de San Diego, California, por presunto lavado de dinero en el sindicato.

Detalló que "de 2008 a 2011 se desviaron recursos de cuentas de trabajadores de la educación a cuentas de personas físicas", afirmó Murillo Karam.

Las cuentas beneficiarias se hallaron a nombre de Nora Guadalupe Ugarte, Isaías Gallardo y José Manuel Díaz Flores, mencionó el procurador General de la República.

Asimismo, la Unidad de Inteligencia Financiera de SHCP detectó la operación de 2 mil millones de pesos de cuentas bancarias del SNTE, dice Murillo.

El 23 de febrero se ejerció la acción penal contra Elba Esther Gordillo, y se giró orden de aprehensión que hace unos momentos se ejecutó, declaró la PGR.

Murillo Karam señaló que los recursos de los trabajadores de la educación se usaron para pagar una tarjeta de crédito de la tienda Neiman Marcus por 2 millones de dólares a nombre de la líder del SNTE.

febrero 22, 2013

Reconcentración del poder

Luis Felipe Bravo Mena (@LF_BravoMena)
Analista político

El debate sobre la nueva Ley de Amparo y las especulaciones en torno a los límites que se impondrán a los poderes fácticos con las reformas educativa y de telecomunicaciones, despertó en algunos observadores el interés por descifrar cómo se está reconfigurando la Presidencia de la República.

En menos de una semana se publicaron dos textos que abordan el tema y son representativos de una duda compartida entre los creadores de opinión, en la academia, en el sector empresarial y en la sociedad civil organizada.

El domingo pasado, en estas páginas Jorge Zepeda Patterson apuntó : “Tengo la impresión de que el grupo mexiquense-hidalguense que llegó al poder busca un proyecto transexenal de largo aliento…” para lo cual está configurando un nuevo entramado de alianzas político-económicas. Por su parte Sergio Aguayo (Reforma, 20/02/13) sostiene la hipótesis de un Presidente como “árbitro magnánimo” frente a los poderosos intereses que imperan en nuestro país.

El nuevo gobierno lleva 84 días en funciones, el 10 de marzo llegará a los 100. Tuvo un buen arranque, favorecido por una oposición constructiva que con el Pacto por México permitió privilegiar las coincidencias . En lo actuado hay de todo, luces que invitan al optimismo y sombras que generan fundadas preocupaciones.

Es claro es que el nuevo gobierno está reconcentrando el poder. El concepto de rectoría del Estado, antaño manejado como gemelo del presidencialismo, reapareció con fuerza en el lenguaje de los grandes planes gubernamentales, ya sea en educación como en el reordenamiento del territorio nacional. Los gobernadores, endeudados hasta el cuello y adictos a los recursos federales, han vuelto a su condición de subordinados del centro. Hasta les asignaron responsables del gabinete para pastorearlos.

¿Este nuevo poder que se está acumulando en Palacio Nacional aceptará someterse a nuestra precaria institucionalidad democrática? ¿O se trata de los primeros pasos para restaurar aquél absolutismo que decretaba impunemente, sin amparos y suspensiones que valieran, expropiaciones de tierras, asalto a periódicos, estatizaciones arbitrarias y “fraudes patrióticos”? Todo ello aderezado con un costoso culto al “señor Presidente”.

La transición democrática, restituyó a los diversos órganos y niveles del Estado porciones de poder que la Presidencia les había sustraído. A partir de 1997 el Congreso comenzó a ser un auténtico contrapeso al Ejecutivo. En los últimos años la Suprema Corte de Justicia gozó de independencia . Hubo federalismo como lo establece la Constitución. Se crearon estructuras autónomas: IFE, CNDH, IFE, INEGI, Banco de México. La sociedad civil mexicana se empoderó. Los ciudadanos ejercieron sus libertades . Surgieron organismos no gubernamentales de todo tipo y signo con capacidad para interpelar severamente a las autoridades. La libre empresa fue respetada

Esta redistribución del poder avanzó en los tres lustros pasados, se hizo a costa de las facultades constitucionales y meta constitucionales de la presidencia. Sus resultados, hay que decirlo, fueron ambivalentes e insatisfactorios.

No es sustentable una democracia sin demócratas. Churchill dijo que este sistema era el peor, a excepción de todos los demás. Entre esos está la democracia que se pervierte por la insuficiencia una cultura cívica sólida y debilidad en la ética ciudadana. En esas condiciones es colonizada y dirigida por una clase política fatua , populista y depredadora.

Ocurrió que los estados se convirtieron en feudos de gobernadores que ganaron el aplauso popular regalando dinero. Se expandió la plaga de legisladores narcisistas. Algunos grandes capitales y sindicatos se saltaron la ley a placer.

Frente a esto algunos justifican la reconstrucción del Ejecutivo Federal fuerte. Aplauden que se reconstituya como poder incontestable para que ponga orden y así se avance con firmeza en las reformas estructurales . Les atrae el modelo de los déspotas ilustrados del siglo XVIII. Les gusta la receta de orden y progreso de don Porfirio. Admiran el ultra capitalismo dictatorial chino. Es lo que recomiendan algunos teóricos proclives a imponer el progreso a la fuerza.

Se hacen ilusiones. Lamentablemente, para quienes así piensan hay una mala noticia transmitida una y otra vez por la historia, resumida en el famoso aforismo de Lord Acton: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Yo agrego, en la corrupción todo lo que se construye está sobre lodo movedizo, inestable y peligroso.

febrero 20, 2013

España - Videoclip oficial



Profecías de NostraCastrus

1. “Tengo la seguridad de que en el curso de breves años elevaremos el estándar de vida del cubano por encima del de Estados Unidos y del de Rusia”.
Fidel Castro 2-16-1959

2. “Además, estamos ya estudiando y preparando los proyectos para desecar la Ciénaga de Zapata, con una capacidad de 15 000 caballerías de tierra, y que cuando esté en condiciones de cultivo, va a servir de sustento a decenas de miles de familias cubanas.”
Fidel Castro 3-15-1959

3. “En 1970 la Isla habrá de tener 5 mil expertos en la industria ganadera y alrededor de 8 millones de vacas y terneras…productoras de leche… Habrá tanta leche que se podrá llenar la bahía de La Habana con leche”.
Fidel Castro 8-23-1966

4. “Cuba, en un breve tiempo se convertira en un pais exportador de petroleo”
Fidel Castro 6-18-2008

5. “Y si ellos en la Florida han podido desarrollar una gran industria de cítricos en una tierra peor que la nuestra, no hay la menor duda de que nosotros vamos a tener una industria de cítricos superior a la industria de cítricos de la Florida. De eso no hay duda”
Fidel Castro 6-8-1968

6. “Porque hay ahora ya esa conciencia, esa responsabilidad, ese conocimiento, esa organización que ya se ve en todas partes en nuestro país y que, sin duda de ninguna clase, augura éxitos aún mayores, porque de la misma manera que alcanzamos estos 6 millones de toneladas de azúcar sin duda que se alcanzarán los 10 millones en 1970”.
Fidel Castro 6-7-1965

7. “Y nosotros tenemos que ir elevando, año por año, el rendimiento de los cañaverales, porque Cuba estaba entre los últimos países de producción de caña por hectárea, aunque en rendimiento de azúcar éramos de los primeros, pero la agricultura atrasada, sin técnica, sin fertilizantes, pues hacía que el promedio de producción por caballería fuese realmente muy bajo”.
Fidel Castro 7-26-1968

8. “Parejamente se desarrollará la industria de la sucroquímica, la utilización del bagazo para hacer pulpa, y con los planes de repoblación forestal que se están haciendo, en el futuro podremos mezclar pulpa de bagazo con pulpa de madera y tendremos otro tremendo renglón de exportaciones."
Fidel Castro 6-7-1965

9. "No serán los 10 millones de toneladas de azúcar, sino los casi 4 millones de toneladas de miel porque parejamente se va a desarrollar también la ganadería y utilizaremos la miel como alimentación para el ganado.que nos permitirá ser país exportador de carne de res”.
Fidel Castro 6-7-1965

10. “Y ya en el campo de la economía, nuestra agricultura estará considerablemente desarrollada para 1970, y se pondrá el énfasis fundamental del país no solo en las industrias básicas —como cemento, electricidad y otras—, sino que ya la década de 1970 a 1980 será la década de las instalaciones industriales, tanto para elaborar los productos de una agricultura desarrollada como para atender todas las necesidades de una sociedad moderna y en avance”.
Fidel Castro 1-2-1968

11. “El azúcar es nuestro principal cultivo y quien quiera cualquier variedad de nuestras mejores variedades de azúcar que la venga a buscar a Cuba. Nuestra ganadería se desarrolla y no tenemos dudas de que será en el curso de pocos años una de las mejores ganaderías del mundo, porque nosotros no tememos competencia de ninguna clase, pero, además, seremos productores importantes de carne para los mercados del mundo, en cantidad y en calidad, y seremos productores importantes de cultivos tropicales, y entre los cítricos nos colocaremos entre los primeros países del mundo, y lo mismo ocurrirá con el café y con el plátano fruta y con la piña (APLAUSOS)”.
Fidel Castro 1-2-1968

(Recibido por correo electrónico)

febrero 15, 2013

Lozano y “los verdaderos panistas”

Pablo Hiriart (@phiriart)
phl@razon.com.mx
La Razón

Con el lenguaje de López Obrador, Javier Lozano busca forjarse una imagen de panista duro. Le pidió al ex presidente Fox que se “callara la boca”.

Algo similar, pues, a decirle “cállate chachalaca”.

Similar, no igual, porque López Obrador se lo dijo a un Presidente en funciones y Lozano se lo dice a lo que Hemingway llamaría “un león muerto”.

Vicente Fox es ahora el villano de algunos panistas, a quienes llevó a Los Pinos en 2000. Y el fuego contra él es pesado.

“No tiene ni la más mínima autoridad moral para darnos algún tipo de recomendación a los verdaderos panistas”, dijo ayer el senador Javier Lozano Alarcón.

Si la memoria no me falla, cuando el PAN luchaba por sacar al PRI de Los Pinos, Lozano estaba en el PRI.

Así es que eso de “los verdaderos panistas” es toda una novedad. Discutible, por cierto.

El día histórico en que el PAN ganó la Presidencia de la República con Vicente Fox a la cabeza, ese día Javier Lozano era derrotado como candidato del PRI a la Cámara de Diputados.

Ni modo, Lozano no pudo llegar a San Lázaro porque su partido, el PRI, había sido barrido por la ola que demandaba la alternancia en el Poder Ejecutivo federal después de 70 años de un solo partido en la Presidencia.

Ganó el partido de Fox y perdió el de Lozano.

Entonces, ¿cómo está eso de que Vicente Fox “no tiene autoridad moral para hacernos recomendaciones a los verdaderos panistas”?

Fox nos puede caer bien o mal, pésimo tal vez, pero la historia no se puede borrar con declaraciones estridentes. El cobre del oportunismo aparece de inmediato.

La declaración que provocó la (en mi opinión, fingida) ira del senador Lozano, es en contra de las alianzas de su partido, el PAN, con el PRD.

Se trata de una opinión respetable, equivocada o no, pero respetable viniendo de quien viene. Y porque cualquier mexicano tiene derecho a opinar.

Para Lozano “sería deseable que el señor se callara la boca”.

Ese lenguaje no se lo había oído jamás a un panista. Y menos a un panista con poder, como es un senador de la República. “Que se calle la boca”, ¿es el lenguaje de “nosotros los verdaderos panistas”?

Fox, como Presidente, hizo todo lo que estuvo a su alcance para dejar a un panista sentado en la silla presidencial en 2006. No es un traidor.

Gobernadores priistas también pusieron lo suyo para que ganara Felipe Calderón y no López Obrador.

Eso no los convirtió en traidores. Aunque privilegiar el voto a favor del PAN haya dejado sin diputación al priista Javier Lozano.

enero 23, 2013

Con la honestidad no se juega

Mauricio Merino
Investigador del CIDE
El Universal

No fue una buena idea: si decidieron publicar el patrimonio del presidente Peña Nieto debieron hacerlo con la misma honestidad que quisieron presumir. En esta delicada materia no puede haber cálculos mediáticos ni medias tintas, porque el efecto de la ambigüedad es mucho peor. Desde Kant hasta nuestros días sabemos que quien dice la verdad a medias, en realidad oculta una injusticia. Así que, en todo caso, fue mucho más honesta la posición del procurador Murillo Karam quien, de plano, prefirió guardar total reserva sobre sus bienes personales que fingir apertura y transparencia.

Lo único que queda perfectamente claro tras la publicación de los bienes de nuestros gobernantes es que, para el presidente Peña Nieto, la lucha contra la deshonestidad es solamente instrumental: una herramienta para construir la imagen de apertura y buena fe que quiere proyectar, sin contenido sustantivo. No sólo porque el listado de los bienes publicados no sirve para comparar los ingresos que ha tenido con los bienes que ha adquirido, sino que tampoco servirá para medir el incremento de su patrimonio a lo largo del sexenio, como lo reclaman las convenciones internacionales que ha suscrito México para combatir la corrupción. Lo que sucedió fue una puesta en escena que impide cualquier comparación, que produce más dudas que certezas y que revela que la verdadera rendición de cuentas no está en las prioridades del sexenio.

Si quería proyectar una imagen impecable, lo que produjo fue una señal de desenfado: como si lo importante no fuera honrar la honestidad sino sólo parecer honesto. Una vieja actitud que forma parte de las peores tradiciones mexicanas y que, al reproducirse desde la Presidencia, otorga una suerte de licencia para todos los demás. Y más aún cuando, en la propia declaración de bienes presentada, se dice que el Presidente ha recibido “donaciones” personales que están expresamente prohibidas en las leyes de responsabilidades. Esa declaración debería bastar para iniciar una investigación a fondo sobre el origen de esas donaciones. Pero eso no sucederá, pues la tarea le correspondería a la moribunda Secretaría de la Función Pública que, además, depende del propio Presidente.

Que la verdadera rendición de cuentas no forma parte de las prioridades del gobierno no es, tampoco, ninguna novedad. Cuando era candidato, Enrique Peña Nieto se negó a reunirse con los integrantes de la Red por la Rendición de Cuentas para discutir la agenda que ese grupo estaba proponiendo, incluso después de que su equipo de campaña conoció todos los detalles. Más tarde, para zanjar el tema lanzó la idea de la Comisión Anticorrupción e hizo suyas las propuestas que ya venían del sexenio anterior, con la ley de contabilidad gubernamental y el fortalecimiento del IFAI. Y al comenzar el periodo bajo su mandato recuperó el acuerdo de austeridad que ya habían usado otros gobiernos. Y nada más: un conjunto de propuestas para salvar el trance de la opinión pública, acaso, pero no para modificar las condiciones que han convertido a México en uno de los campeones mundiales de la corrupción.

Al formar sus gabinetes temáticos, la lucha contra la corrupción quedó al margen, mientras que en el Pacto por México el tema se ganó un acápite especial, pero sus contenidos solamente llenan una página, en la que se repiten las fórmulas ya diseñadas para taparle el ojo al macho. ¿Para qué preocuparse más de esos asuntos, si algún día habrá una Comisión Nacional Anticorrupción con bonitos edificios y abundantes presupuestos que se ocupará de responder todas las preguntas que hoy resultan francamente incómodas?

Entretanto, todo parece indicar que la corrupción seguirá siendo el aceite para los engranes del sistema. Pero mientras eso siga sucediendo, habrá que hacer notar al Presidente que, al menos en este territorio, nadie puede engañar con la verdad. Con la honestidad simplemente no se juega.

El fatalismo

Sergio Aguayo Quezada (@sergioaguayo)
Reforma

El debate sobre las armas en Estados Unidos es un buen indicador del estado que guarda el fatalismo mexicano.

Una parte de México sigue atrapada en tesis expuestas por Octavio Paz en El laberinto de la soledad. Según el poeta arrastramos un "sentimiento de inferioridad" del cual se desprende la resignación y el silencio ante la injusta realidad. Sostengo que tras esas actitudes están las consecuencias de ser vecino de un país expansionista y agresivo. La derrota militar en 1847 y la pérdida de la mitad de nuestro territorio acentuó la depresión mexicana y nos arrastró al aislamiento frente al mundo: dejamos de estudiar sistemáticamente al vecino del norte desde aquel año hasta principios de los setenta del siglo XX.

Ese fatalismo aparece en el debate que se libra en Estados Unidos sobre las armas. Ni Barack Obama ni sus opositores de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) mencionan al nocivo contrabando de armas a México. Nos ignoran. Los muertos con balas estadounidenses no existen. Conocen lo que sucede pero evaden la verdad incómoda. La negación les sale barata por la pasividad de quienes gobiernan a México: cuando se trata de Estados Unidos la mayoría prefiere el silencio.

En un incisivo ensayo César Cansino (El excepcionalismo mexicano. Entre el estoicismo y la esperanza, Océano, 2012) argumenta que al menos una parte de la sociedad mexicana ya maduró en términos políticos y culturales y se salió del laberinto de la soledad. Comparto esa interpretación y creo que ya existen sectores dispuestos a abjurar del fatalismo que paraliza frente a Estados Unidos. En otras palabras, considero posible, deseable y urgente influir en el debate sobre las armas que se libra en Estados Unidos para lograr que la tragedia humanitaria alimentada por sus armas sea uno de los términos de referencia.

Ya está sucediendo. Cada vez se reconoce más que hay un nexo directo entre la violencia y el abastecimiento de armas desde Estados Unidos. Está aceptándose el absurdo de sólo atender a víctimas, combatir a los cárteles o encarcelar capos; tienen que frenarse simultáneamente las rutas de suministro de los llamados "cuernos de chivo", las barrets calibre 50 o las pistolas "matapolicías".

Para modificar los términos del debate tiene que mejorar la calidad del conocimiento. Las investigaciones pioneras de Georgina Sánchez o Magda Coss, por ejemplo, tienen que ampliarse para confirmar las correlaciones entre acontecimientos en el otro lado y el incremento en las muertes mexicanas. Hay evidencia de que la liberalización en la venta de armas de asalto en Estados Unidos aumentó la potencia de fuego del crimen organizado e incrementó el número de muertes en nuestro país.

El conocimiento debe mexicanizarse. Buena parte de la investigación sobre el tema se hace en Estados Unidos; los principales hallazgos sobre "Rápido y Furioso", un contrabando de armas auspiciado por el gobierno estadounidense, se dan por trabajos hechos en aquel país. Tenemos que fortalecer un conocimiento mexicano orientado a incidir más en el país vecino. La historia es clara: Washington escucha a los que hablan fuerte y con evidencia. Una constatación de lo anterior es la excelente defensa jurídica hecha por el gobierno mexicano de los connacionales condenados a muerte y el trabajo cotidiano de protección que realizan nuestros consulados.

No podemos evadir nuestra responsabilidad. Cuando se dialoga con funcionarios estadounidenses sobre armas es frecuente que reaccionen señalando la responsabilidad mexicana y recordando la corrupción e ineficacia de nuestras aduanas. Tienen razón. Lo que sucede en nuestras garitas es una vergüenza que debería incorporarse a la agenda de seguridad nacional.

¿El gobierno de Enrique Peña Nieto tendrá más determinación en este tema o se refugiará en la fatalista evasión? Un motivo de esperanza es el perfil del nuevo embajador en Washington, Eduardo Medina Mora. Cuando era procurador tenía muy claro el problema: en diciembre de 2008 sorprendió a una audiencia binacional poniendo sobre la mesa una Barret calibre 50 (un fusil de francotirador cuyas balas atraviesan el concreto) que había sido comprada en Texas e incautada en Matamoros. Ya nombrado embajador insistió en que el derecho de los estadounidenses a poseer armas no debe servir para "armar a grupos criminales extranjeros" (Zócalo, 17 de enero de 2013).

El ex embajador Arturo Sarukhán hizo lo que pudo por meter el contrabando de las armas en la discusión. No llegó muy lejos porque el gobierno anterior era bastante pusilánime frente a Washington. En esta ocasión puede ser diferente. La nueva administración se ve dispuesta a darle mayor prioridad a las víctimas y a la seguridad. Cualquier avance estará determinado, en el último de los casos, por la movilización de esa parte de la sociedad mexicana organizada que busca aliados en el país fronterizo porque ya se liberó del fatalismo frente a la potencia. Ya era hora.


Comentarios: www.sergioaguayo.org; Twitter: @sergioaguayo; Facebook: SergioAguayoQuezada

Colaboró Paulina Arriaga Carrasco.

Cassez y los vientos sexenales

Jorge Fernández Menéndez (@jorgeimagen)
Razones
Excélsior

Hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación volverá a abordar el caso de Florence Cassez. Hay pocas dudas de que Florence, efectivamente, participó en el grupo de secuestradores que encabezaba su pareja Israel Vallarta. No es verdad que no haya sido identificada por sus víctimas (todas la han identificado), no es verdad que no haya sido identificada por sus cómplices (cinco de ellos, por separado y en distintos momentos, lo hicieron, el único que no ha querido declarar al respecto es Israel Vallarta).

Esto es lo que escribió Cristina Ríos, una de sus víctimas, es el testimonio que sus defensores no quieren ni ver ni oír.

“Mi nombre es Cristina Ríos Valladares y fui víctima de un secuestro, junto con mi esposo Raúl (liberado a las horas siguientes para conseguir el rescate) y mi hijo de entonces 11 años de edad. Desde ese día nuestra vida cambió totalmente. Hoy padecemos un exilio forzado por el miedo y la inseguridad. Mi familia está rota. Es indescriptible lo que mi hijo y yo vivimos del 19 de octubre de 2005 al 9 de diciembre del mismo año. Fueron 52 días de cautiverio en el que fui víctima de abuso sexual y, los tres, de tortura sicológica. El 9 de diciembre fuimos liberados en un operativo de la Agencia Federal de Investigación (AFI). Acusados de nuestro secuestro fueron detenidos Israel Vallarta y Florence Cassez, esta última de origen francés, quien ahora se presenta como víctima de mi caso y no como cómplice del mismo. Desde nuestra liberación, mi familia y yo vivimos en el extranjero. No podemos regresar por miedo, pues el resto de la banda de secuestradores no ha sido detenida. Hasta nuestro refugio, pues no se puede llamar hogar a un lugar en el que hemos sido forzados (por la inseguridad) a vivir, nos llega la noticia de la sentencia de 96 años a la que ha sido merecedora Florence Cassez, la misma mujer cuya voz escuché innumerables ocasiones durante mi cautiverio, la misma voz de origen francés que me taladra hasta hoy los oídos, la misma voz que mi hijo reconoce como la de la mujer que le sacó sangre para enviarla a mi esposo, junto a una oreja que le harían creer que pertenecía al niño.

“Ahora escucho que Florence clama justicia y grita su inocencia. Y yo en sus gritos escucho la voz de la mujer que, celosa e iracunda, gritó a Israel Vallarta, su novio y líder de la banda, que si volvía a meterse conmigo (entró sorpresivamente al cuarto y vio cuando me vejaba) se desquitaría en mi persona.

“Florence narra el 'calvario' de la cárcel, pero desde el penal ve a su familia, hace llamadas telefónicas, concede entrevistas de prensa y no teme cada segundo por su vida. No detallaré lo que es el verdadero infierno, es decir, el secuestro. Ni mi familia ni yo tenemos ánimo ni fuerzas para hacer una campaña mediática, diplomática y política (como la que ella y su familia están realizando) para lograr que el gobierno francés y la prensa nacional e internacional escuchen la otra versión, es decir, la palabra de las víctimas de la banda a la que pertenece la señora Cassez. Pero no deja de estremecernos la idea de que Florence, una secuestradora y no sólo novia de un secuestrador (con el que vivía en el mismo rancho y durante el mismo tiempo en el que permanecimos mi hijo y yo en cautiverio) ahora aparezca como víctima y luche para que se modifique su sentencia. Si lo logra o no, ya no nos corresponde a nosotros, aunque no deja de lastimarnos.”

Quién sabe qué decidirá la Suprema Corte en estos días y si escuchará el testimonio de la señora Ríos. Los vientos sexenales han cambiado y en esa lógica quedaría bien, parece ser políticamente correcto, dejarla en libertad. Me parecería un verdadero insulto para sus víctimas. Más allá de ello, quizás lo que proceda será reponer el proceso, hacerle a Florence un nuevo juicio. La pregunta es qué pruebas y testimonios se aceptarán. Si resulta que los testimonios de las víctimas y de sus propios cómplices se descalifican, el juicio será un simple trámite burocrático previo a su liberación. Mejor ahorrarse el dinero y la farsa.

Hablando de testimonios. Si se confirma que la PGR acepta que los dichos de dos testigos protegidos, entre ellos Sergio Villareal El Grande, el ex operador de los Beltrán Leyva, no pudieron ser confirmados por la propia Procuraduría Federal en el caso de los generales detenidos, en particular el general Tomás Ángeles Dauahare, no habría razón alguna para que éstos permanecieran detenidos. Es más, no debería haber habido ni siquiera un proceso. Los testigos protegidos son útiles y pueden hacer un enorme aporte en la lucha contra el narcotráfico pero, como ocurre en otros países, todos sus principales dichos deberían confrontarse con pruebas documentales que verifiquen sus dichos. Por sí solos no pueden ser un elemento determinante en un proceso.

Más ciencia "chatarra"

Martín Bonfil Olivera (@martinbonfil65)
mbonfil@unam.mx
La ciencia por gusto
lacienciaporgusto.blogspot.com
Milenio

La ciencia debiera estar a salvo de charlatanes. Pero no: los estafadores han logrado penetrar hasta su sanctasanctórum: las revistas académicas especializadas, en las que los investigadores publican sus trabajos y que son parte central de la producción de conocimiento científico. El riguroso proceso de arbitraje de dichos artículos es el corazón del control de calidad de la ciencia.

Tradicionalmente las revistas especializadas reciben manuscritos y los envían a árbitros expertos, que pueden pedir correcciones o rechazarlos. Si satisfacen los requisitos de calidad, son publicados. El costo se paga mediante suscripciones, a veces muy caras.

Pero el surgimiento de internet bajó el número de suscripciones, y aumentó costo de las revistas. Por ello surgió el movimiento de acceso libre (open access), en el que no se requiere suscripción, pues están gratuitamente en internet. Y son los autores quienes pagan un alto costo por publicar en la revista.

Ya hemos comentado aquí que se ha denunciado la chatarrización de las revistas de acceso libre, pues este sistema las tienta a publicar el mayor número posible de artículos, en detrimento de la calidad.

Pero hay algo peor: la corrupción. Como la evaluación de los científicos depende de la cantidad de artículos que publiquen (el famoso “publicar o morir”), han surgido muchísimas revistas científicas falsas, que publican cualquier artículo (incluso plagios) sin someterlo a un arbitraje riguroso, con tal que el autor pague. Así, esas revistas ganan dinero, y el investigador simula estar publicando ante evaluadores y patrones, y justifica así su sueldo.

Un reportaje publicado en el sitio SciDev.net señala que estas falsas revistas proliferan en países como India, Pakistán o China, y utilizan prácticas desleales para engañar a investigadores en todo el mundo. Como señalan varios expertos, urge un esfuerzo internacional para combatir esa ciencia chatarra y proteger la calidad académica de las verdaderas revistas científicas.

De otro modo, esta crisis puede llevar a una pérdida general de la credibilidad de la ciencia. En una época donde escasean los apoyos y florecen las seudociencias y charlatanerías, esto es lo que menos necesitamos.

enero 16, 2013

Paco Calderón


Un poco de civismo

Mauricio Merino
Investigador del CIDE
El Universal

Ofrezco una disculpa por el localismo de este artículo, pero hace tiempo que he venido percibiendo un incremento de los niveles de violencia e intolerancia en las calles de la ciudad de México. No me refiero al crimen organizado, ni a los delitos habituales que nos amenazan, sino al clima de incivilidad y encono que se vive al transitar sin más por las avenidas de la capital. Ese ambiente de incivilidad se ha convertido en un problema público y, sin embargo, el gobierno del DF no parece haber cobrado conciencia de su relevancia.

Encuentro por lo menos tres consecuencias directas de la incivilidad local: la primera es la violencia física, a secas. Apenas el domingo pasado el Reforma llevó a primera plana una nota titulada: “Matan a 13 en 18 horas en el DF”. No es fácil distinguir los móviles de cada uno de esos crímenes, pero los reporteros dan cuenta de la muerte de dos jóvenes de Iztapalapa luego de una riña callejera, de otro individuo asesinado a golpes en la Gustavo A. Madero, de un pleito en Las Águilas que desembocó en otro asesinato, de un individuo furioso que mató a tres empleados de un negocio en la colonia Renovación y de otro en la Venustiano Carranza que, tras discutir con ambulantes, disparó un arma y mató a una mujer. Todo eso, en 18 horas.

El pasado 24 de diciembre pude haber formado parte de esas estadísticas. Al salir del centro comercial Perisur, plagado de compradores navideños de último minuto, el conductor de un Mercedes Benz echó su coche encima del paso de peatones, donde íbamos a cruzar una decena de personas. No supe contenerme del reclamo y le grité: “¡este es un paso de peatones; hay que frenar el coche!” Y añadí (confieso): “¡Animal!”. Y eso bastó para que el individuo diera media vuelta y, con el acelerador a fondo, intentara arrollarme con su coche. Por fortuna, un joven alarmado que iba en el asiento del pasajero consiguió torcer el volante justo a tiempo para evitar mi muerte. Luego todos nos dispersamos y el episodio no pasó a mayores. Pero decidí entonces, con el aliento restaurado, no dejar pasar el tema, pues el ambiente de violencia no es trivial. La gente muere diariamente como consecuencia de ese encono.

El segundo efecto es el tránsito imposible. Desde hace años imagino la producción de un anuncio de televisión con tomas aéreas, en el que se pruebe el daño que puede causar un solo automóvil cuando bloquea deliberadamente el paso de otros, aun a sabiendas de que no podrá avanzar más de cuatro metros. Y lo mismo vale para casi todas las variantes del transporte público. Estoy seguro de que un poco de civismo aligeraría mucho más el tráfico de coches y personas que la construcción de otro segundo piso.

Y el tercero es la productividad. Es cierto que, dadas sus ventajas comparativas, la ciudad de México tiene los mejores índices de competitividad. Pero los negocios de toda índole mejorarían con creces si salir a los espacios públicos no implicara un riesgo cada vez mayor. Y tengo para mí que a estas consecuencias deben añadirse los costos de los accidentes, la pérdida de vidas que no consiguen llegar a un hospital en casos de emergencia y el caudal de dinero que se usa para incrementar las medidas de seguridad privada, en lugar de invertirlo en activos o capacitación.

Todo esto puede medirse y evaluarse. Pero quizás el efecto más extendido sea la segmentación violenta de la sociedad urbana. No digo nada nuevo: sabemos que en las metrópolis más desiguales la gente vive toda junta, pero no convive en armonía. Pero también sabemos que solamente los gobiernos locales pueden producir políticas deliberadas para contrarrestar ese mal de nuestro tiempo. La ausencia de una política explícita de convivencia y de civismo, agravada además por la corrupción y por la impunidad, hace de la calle la encarnación de la guerra de todos contra todos, como ya sucede en cientos de barrios de nuestra capital.

Ya que también estamos estrenando gobierno en el DF, no estaría de más insistir en que el civismo —cuya raíz es la misma de civil, civilidad y convivencia en la ciudad— forme parte de los planes inmediatos para la capital. Y más vale hacerlo pronto, porque esa otra forma de violencia no se ataja sacando al ejército a las calles ni sumando policías, sino construyendo una conciencia compartida.

México, uno de los países en el radar

Leo Zuckermann
(@leozuckermann)
Juegos de Poder
Excélsior

La nueva Revolución Industrial en las naciones emergentes cambiará el rostro de sus economías, incluyendo desde luego a México.

Interesantísimo el reporte de la consultora internacional McKinsey titulado “Ganando el decatlón de los $30 billones de dólares: ir por el oro en los mercados emergentes” (se utiliza “billón” en su definición española, es decir, un millón de millones). Los números son verdaderamente impresionantes y la buena noticia es que México será uno de los países en donde ocurra una nueva revolución del capitalismo mundial.Dice el reporte de McKinsey (disponible en www.mckinsey.com/features/30_trillion_decathlon) que “para el 2025, el consumo anual en los mercados emergentes alcanzará los 30 billones de dólares, —la mayor oportunidad de crecimiento en la historia del capitalismo—”. Estamos hablando de una transformación económica sin precedentes en la historia:“La Revolución Industrial original, ocurrida a la mitad del siglo XVIII, se tardó dos siglos en alcanzar su fuerza completa. Gran Bretaña, el lugar de nacimiento de esta Revolución, requirió 150 años en doblar el producto económico per cápita; en Estados Unidos, el lugar de la segunda etapa de la Revolución, doblar el PIB per cápita se tardó más de 50 años. Un siglo después, cuando China e India se industrializaron, las dos naciones doblaron su PIB por cápita en 12 y 16 años, respectivamente. Más aún, Gran Bretaña y Estados Unidos comenzaron su industrialización con poblaciones de cerca de diez millones, mientras que China e India empezaron su despegue económico con poblaciones de aproximadamente mil millones. De esta forma, las dos economías emergentes están experimentando alrededor de diez veces la aceleración económica de la Revolución Industrial en una escala cien veces mayor —resultando en una fuerza económica que es mil veces más grande—”.Ahora bien, el dinamismo económico mundial no sólo lo imprimirán China e India: “en un periodo de 15 años —reporta McKinsey— 57% de los casi mil millones de hogares con ingresos mayores a 20 mil dólares al año vivirán en los países en vías de desarrollo. Se espera que siete economías emergentes —China, India, Brasil, México, Rusia, Turquía e Indonesia— contribuyan con alrededor de 45% del crecimiento del Producto Interno Bruto mundial en la próxima década”.Esto necesariamente implica un cambio en las reglas del juego del capitalismo mundial. Las grandes empresas multinacionales tendrán que ir a “competir por este premio” para lo cual, según McKinsey, tendrán que “dominar diez disciplinas claves” que explican en el documento en cuestión.La nueva Revolución Industrial en los países emergentes cambiará el rostro de las economías de estos países, incluyendo desde luego a México. Habrá ganadores y perdedores. En el sector comercial, por ejemplo, la expansión de las grandes cadenas con toda seguridad perjudicará a las pequeñas tiendas familiares, pero beneficiará a los consumidores por una caída de precios. Al respecto, dice McKinsey:“Las grandes cadenas de ventas al menudeo están en marcha en América Latina: sus ventas alcanzan casi tres cuartas partes de las ventas totales en Brasil y Chile, y la mitad en México, donde hay más de siete mil 500 tiendas de conveniencia modernas; sólo Walmart presume más de 15 mil millones de dólares en la región y consistentemente ha incrementado sus ingresos a tasas anuales de doble dígitos altos. Las tiendas al menudeo tradicionales y modernas ya chocaron en los grandes mercados urbanos. En la medida en que estos mercados se han saturado, las grandes cadenas se arriesgan en ciudades más pequeñas, vecindarios más pobres y áreas rurales donde predominan las tienditas familiares. Los resultados en todos lados son iguales: los ingresos y las utilidades van a la baja. Las ventas en los puntos tradicionales han caído —por ejemplo en 3% al año en México—”.Un nuevo mundo está naciendo y México es uno de los países que están en el radar económico global. Es una oportunidad extraordinaria que sin duda debemos aprovechar.

¿Por qué el miedo al Dragon Mart?

Julio Serrano
Apuntes Financieros
Milenio

Gran controversia ha causado, y ni siquiera se ha construido. Las principales asociaciones empresariales del país lo han calificado de amenaza para los comerciantes nacionales y han anticipado que traerá “triangulación, subvaluación… contrabando y prácticas ilegales”. Hay todo un operativo de cabildeo político para evitar que se convierta en realidad.

Dragon Mart, un proyecto inmobiliario que se piensa construir en Cancún para exhibir de manera permanente productos chinos, ha provocado pavor entre varios grupos de empresarios. Y pese a que entiendo la postura de estos grupos opositores, considero que subestiman la capacidad de los mexicanos de competir con cualquiera, incluyendo a los chinos.

La reacción de los empresarios que se oponen al Dragon Mart es, de cierta manera, normal. Ante una amenaza competitiva, es natural querer suprimirla a como dé lugar antes de que se materialice. Algunas de las objeciones que han presentado incluso podrían ser válidas. Habrá que cerciorarse que el proyecto cumple con todos los criterios legales y ambientales necesarios. Pero muchas de las críticas parecen infundadas, guiadas más por el miedo a la competencia que por argumentos legítimos.

Esta actitud me recuerda a la de muchos empresarios cuando entró en vigor en 1994 el Tratado de Libre Comercio y, más recientemente ante la creciente preponderancia comercial de China en la arena mundial durante la última década. En ambos casos el temor inicial resultó infundado y México logró sortear exitosamente los retos.

Los ajustes siempre son dolorosos, y siempre habrá perdedores en la transición, pero nuestro país ha demostrado una y otra vez que puede competir con cualquiera. El caso reciente de China es ilustrativo. Cuando China desplazó a México como segundo exportador a Estados Unidos a principios de la década pasada, las campanas de alarma se hicieron sonar. Los salarios de los chinos eran de una cuarta parte de los de los mexicanos. Los subsidios del gobierno del gigante asiático a sus empresas nos iban a abrumar. ¿Cómo íbamos a competir?

Pues resulta que hoy nuestro país es más barato que China para fabricar gran parte de los productos que consume el mercado estadunidense. Y nuestra competitividad está en aumento. Algunos estudios apuntan a que México no solo rebasará en cinco años a China en la tabla de exportadores a EU, sino que se ubicará hasta arriba.

El caso de Dragon Mart, me parece, será similar. En unos años, en caso de concretarse el proyecto, el miedo actual demostrará haber sido infundado.