julio 29, 2013

“Hacíamos encuestas a modo; AMLO dictaba las preguntas”

Todos en la campaña de 2012 veían como beneficio contar con Covarrubias, la “encuestadora propia”
A nadie le importaba la verdad, sino que le diera mejores números al tabasqueño, dice el consultor


La Razón
Julio 29, 2013

Mientras Andrés Manuel López Obrador criticaba que se amañaban las encuestas en su contra durante su campaña presidencial, él hacía los mismo con la empresa encuestadora Covarrubias. Le pedía sondeos a modo e incluso le dictaba las preguntas, aseguró Luis Costa Bonino, asesor de la campaña de AMLO a la Presidencia en 2012.

En un documento post scriptum al análisis que dio a conocer el pasado 9 de julio, el analista uruguayo, expone que en el equipo del político tabasqueño: “curiosamente todos consideraban una ventaja tener esta encuestadora ‘propia’. A nadie parecía interesarle la verdad o la información confiable, sino el hecho de que esta empresa nos concediera ‘mejores números’ que las otras”.

Recuerda que “apenas llegado a México, vi que el procedimiento por el cual se producían las encuestas era muy extraño. Casi todas las preguntas las generaba el propio Andrés(Manuel López Obrador). Éstas eran anotadas en unos cuadernos por sus secretarios. Luego se transferían a la empresa Covarrubias, que era la encuestadora oficial. Este hecho era conocido por todos, por propios y ajenos”.

Pero este trabajo no servía para hacer un análisis objetivo de la campaña, indica el autor del libro Manual de Marketing Político. “Las preguntas hechas por AMLO sólo tenían la función de confirmar sus prejuicios, porque sus cuestionarios estaban elaborados con preguntas que ya preestablecían las respuestas. Los secretarios, en cambio, anotaban presurosos las ideas de López Obrador, como si fueran los grandes descubrimientos de la sociología”.

Ante el cerco informativo que padeció AMLO, sobre todo en los resultados de los sondeos que siempre daban una amplia ventaja a Enrique Peña Nieto, Costa Bonino intentó explicarle la función: “Él no me contradecía, pero parecía pensar en otra cosa. En un momento dijo que iba a hacer una pregunta, para medir en su encuesta. Era sobre la inseguridad. Preguntaba al entrevistado si creía que había delincuencia porque la gente era mala, otras dos opciones que no recuerdo, pero que eran muy poco relevantes, o porque la sociedad era injusta”.

Ante el hecho de que López Obrador prefería los cuestionarios manipulados a su favor, el asesor en las campaña de François Mitterrand y Luiz Inácio Lula da Silva, entre otros, concluye:

“Para mí los únicos números buenos eran los reales, fueran lindos o feos. Pero no pude obtener nada de esa, aparentemente feliz, sociedad entre AMLO y Covarrubias.”

Con resignación precisa, en ese plano también, tuvimos que tolerar, junto con Luis Mandoki, a que, si queríamos tener información, deberíamos conseguirla por nuestros propios medios”.

La relación de AMLO con Covarrubias, otro de los destapes que hace Costa Bonino.